Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Noemi asegura que ni su hija ni ella han sido amantes de Berlusconi

Anna Palumbo, la madre de la joven Noemi, de 18 años, que se ha convertido en un caso político por su supuesta relación con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha asegurado que ni ella ni su hija han sido "amantes" del jefe del Ejecutivo.
El diario "La Stampa" publicó hoy una conversación mantenida con ambas durante la que Palumbo declaró: "No he sido nunca la amante de Berlusconi, mi madre tampoco lo ha sido, y mucho menos mi hija".
Una afirmación que completa con una pregunta al periodista: ¿Le parece que si fuera la amante de Berlusconi viviría en una casa de 75 metros cuadrados en Portici?", localidad de la provincia de Nápoles.
La madre de Noemi se refirió también a la esposa de Berlusconi, Veronica Lario, sobre la que dijo que la había admirado en la distancia, aunque precisó que no entiende su reacción, en referencia a su petición de divorcio después de que se publicaran las fotos de Berlusconi en la fiesta del 18 cumpleaños de Noemí.
"No tendría problemas en hablar con ella (con Lario) como madre y como esposa. Querría hacerlo", refirió.
Por otro lado, durante el encuentro con el periodista la madre de la joven aseguró que fue ella quien acompañó al aeropuerto a Noemí y a su amiga para que asistieran a la fiesta de fin de año de 2008 organizada por el primer ministro en Cerdeña.
"Fue la única vez que fue (a Cerdeña). Noemí fue tratada en un modo exquisito. No había sólo chicas jóvenes como se ha dicho, también habían parejas y Pier Silvio, el hijo de Berlusconi. Se cantaba, se bailaba y se divertían. Una fiesta normal y al día siguiente mi hija estaba en casa", manifestó.
Palumbo subrayó además que su hija no recibió "ningún objeto y mucho menos dinero" en esa ocasión.
Por su parte, Noemi lamentó que vive asediada por los periodistas y explicó que no puede salir de casa, ni contactar con sus amigos por internet, y agregó que todos la utilizan "para atacar al presidente Berlusconi".