Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se queda 14 horas con la mandíbula desencajada al tratar de morder un bocata

Chad Ettmueller tras ser atendido de urgencias con la mandíbula dislocada.telecinco.es
Chad Ettmueller quería premiar a su hijo y llevó a toda la familia a su restaurante preferido sin imaginar que la noche terminaría en Urgencias. Al hombre de 38 años se le dislocó la mandíbula al tratar de morder un sándwich talla XL, según publica .  Al llegar al hospital lo primero que hicieron los médicos fue desternillarse de la risa ante lo inusual del hecho. 'The Huffington post'
Ettmueller es fan de una de las especialidades de la cadena estadounidense: El sándwich llamado 'wicked' que se monta con tres tipos de carne y de queso como una torre de varias plantas.
 El corredor de seguros de 38 años no tenía el día para grandes mordiscos y cuando fue a pegarle el primero a su apetecible bocadillo notó que la mandíbula se le bloqueaba. Así permaneció el pobre hombre durante 14 horas en los que solo pudo consumir líquido. 
Además de su dolor y la humillación de quedarse con la boca abierta en un gesto ridículo, el hombre ha contado que sus hijos al ver lo que le ocurría se partieron de la risa porque pensaban que era una broma del padre.
"Fue tan malo que me golpeé la mandíbula para tratar de ponerla en su lugar", explicó Ettmueller.  Pero esto no funcionó y toda la familia se largó del restaurante rumbó a urgencias, donde un médico trató de ayudarlo mientras se moría de risa. 
"Trataron de sedarme, pero después de cinco minutos me desperté con un tío encima de mí, que con su peso, probaba a empujar la mandíbula", contó el hombre.
El dentista Doctor Robert Sorin, a pesar de que no ha tratado Ettmueller, asegura que la dislocación - llamada subluxación "" - es inusual, pero no imposible, y dice que cuando el hombre mordió el sandwich, su mandíbula fue más allá de la posición normal, lo que provocó que se bloqueara.