Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El banco de leche materna necesita un 50% más de donantes para atender a todos los bebés

El banco de leche materna de Cataluña ha hecho un llamamiento urgente este viernes porque sus reservas están bajo mínimos y necesita un 50% más de madres donantes para poder atender a todos los bebés que la requieren.
El banco, que depende del Banc de Sang i Teixits, ha destacado en un comunicado que los bebés prematuros se han disparado un 40% en el último año y que los neonatólogos cada vez usan más la leche materna por los beneficios que aporta a los prematuros.
Más de un millar de mujeres han sido donantes de leche materna en Catalunya desde que se puso en marcha el banco hace tres años, de las que 321 lo han hecho a lo largo de este año, un 80% más que en el mismo período del año anterior.
Una madre puede donar una media de tres litros durante un período de cuatro meses, aunque hay madres que llegan a donar más de 60 litros en un solo mes: puede ser donante cualquier madre después del parto y en situación de lactancia del propio hijo.
361 BEBÉS ESTE AÑO
Durante los nueve primeros meses de este año, un total de 361 bebés prematuros extremos se han alimentado con leche materna de madres donantes, una cifra que supone un 36% más que en el mismo período del año pasado.
En cambio, las donaciones de leche no han crecido al mismo ritmo, lo que provocado que actualmente solo haya reservas de leche materna para una semana de consumo, una cantidad que hace peligrar el suministro a las unidades de neonatología de los hospitales catalanes.
Actualmente, usan leche materna de banco los hospitales barceloneses de Vall d'Hebron, Sant Joan de Déu, Sant Pau, Dexeus, Hospital del Mar, Hospital de Barcelona, Germans Trias i Pujol y el Hospital General de Catalunya, así como el Josep Trueta de Girona, el Arnau de Vilanova de Lleida y el Joan XXIII de Tarragona.