Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El médico de Michael Jackson vuelve al trabajo

Conrad Murray, médico personal de Michael Jackson en el momento de su muerte, vuelve a ejercer su profesión en una clínica de Houston.telecinco.es
El médico personal de Michael Jackson en el momento de su muerte, Conrad Murray, ha vuelto a ejercer su profesión en la clínica Amstrong de Houston. Es el principal sospechoso del homicidio del 'rey del pop'. La familia Jackson cuestiona su inocencia y pide que se le retire la licencia de doctor.
Conrad Murray, el que era médico personal de Michael Jackson, ha vuelto a atender pacientes. Según comunicó su abogado Edward Chernoff, lo hace en la clínica Amstrong de Houston, en el estado americano de Texas, donde ya había ejercido como cardiólogo antes de trabajar exclusivamente para Jackson. En su primer día de trabajo fue recibido por un par de pacientes que elogiaron su trabajo y por el pastor de su iglesia.
Murray, de 56 años, aunque no ha sido acusado de nada, ha estado siempre en el centro de la investigación del homicidio de Michael Jackson.
La autopsia del cantante confirmaba que su muerte fue ocasionada por una intoxicación aguda del analgésico propofol, en unas circunstancias calificadas como "homicidio".
El día de la muerte, el 25 de junio, Conrad Murray se encontraba con el astro del pop y dos días después confesó a la policía que había administrado propofol al cantante.
El último capítulo en la investigación revela que Murray compró cinco botellas del analgésico que causó la muerte de Michael Jackson.
Según el abogado, el médico no había podido trabajar desde que la policía allanase su clínica el 22 de julio, además de su casa, y sus propiedades en La Vegas y California.
Esta noticia habrá caído como un jarro de agua fría en la familia Jackson, que siempre ha cuestionado la inocencia del médico. Un mes después de la muerte del cantante, Tito, hermano del 'rey del pop', declaraba que su hermano podría estar vivo todavía si Murray hubiese pedido ayuda a tiempo.
Janet Jackson, por su parte, afirmó recientemente en una entrevista en la cadena de televisión estadounidense ABC, que el doctor es "culpable" de la muerte de su hermano y pidió que las autoridades retiraran la licencia al doctor para que no volviera a ejercer su profesión.