Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Estamos en medio del colapso"

Situación desesperada. El puerto de la capital de Haití está colapsado. Los que esperan en las dársenas intentan embarcar para escapar, mientras que los pasajeros de los buques luchan por llegar a tierra para rastrear a sus familiares. Pero ninguno consigue su objetivo.
Los que están en los barcos quieren bajar a tierra, para ir a ver sus familiares; mientras que los que están en tierra quieren subir a los barcos para escapar del terror.
Esta infraestructura está en medio del colapso, en medio de la tragedia humana.
Miles de personas se amontonan, y cada vez van llegando más. Intentan escapar a zonas de Haití menos castigadas, pero hay pocos barcos que aún funcionen.
Los pasajeros de estas naves tampoco pueden llegar a su objetivo, porque no hay espacio para descender. Tampoco lo hay para embarcar, un círculo sin final.
Algunos llevan cuatro días esperando, otros se lanzan al agua.
En esta espera sin fin la gente no tiene nada que llevarse a la boca. Por si fuera poco, nadie, absolutamente nadie, se ha acercado al puerto a ayudar.