Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 40% de las mujeres con menopausia sufre rechazo, incomprensión y pérdida de autoestima, según expertos

Un 40 por ciento de las mujeres con menopausia vive situaciones de rechazo e incomprensión durante la misma y, además, una de cada cinco sufre pérdida de autoestima, sobre todo entre los 45 y 50 años, tal y cómo informan desde la Fundación Española para el Estudio de la Menopausia (FEEM).
"Tanto la menopausia como la premenopausia son situaciones en las que la mujer tiene muchos miedos, sobre todo a la soledad y a no sentirse comprendida, a los cambios físicos y psicológicos, además de al inicio del proceso de envejecimiento, a los riesgos de fracturas, de enfermedad cardiovascular y de cáncer", ha asegurado la doctora Dolores Juliá, coorganizadora del Congreso de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).
En este sentido, la menopausia debe considerarse como una etapa más en la vida de la mujer porque "no es una enfermedad y no es el fin, aunque la sociedad aún lo vea como un retroceso o incluso el final de su vida por la creencia antigua de con ella termina su actividad reproductiva y por tanto ya no sirve para nada", añade.
CONNOTACIONES NEGATIVAS DE LA MENOPAUSIA
Un estudio realizado por matronas de la Comunidad de Madrid en mujeres durante la premenopausia ha revelado que la mayoría tienen una connotación negativa de la menopausia, a la que asocian con envejecimiento y pérdida de la feminidad.
Por otra parte, unos informes publicados en la revista 'The Joanna Briggs Institute' concluye que la experiencia de la menopausia se caracteriza por problemas personales y cambios de roles dentro de la familia y de la sociedad. Además, la manera en que cada una se enfrenta a ello está influenciada por su entorno familiar y sociocultural.
EL APOYO DE LA PAREJA ES FUNDAMENTAL
Los cambios fisiológicos, así como las dificultades sexuales y los cambios psíquicos "confieren a la mujer a una situación de fragilidad y vulnerabilidad ante su pareja y familia, con sus amigos y en el entorno laboral, lo que puede sumirla en un estado de nerviosismo e irritabilidad que conduzcan a la al estado de ánimo depresivo si no se sienten comprendidas", ha señalado la experta.
Por esta razón, "el apoyo de la pareja es fundamental pues es una situación a la que deben adaptarse los dos; del mismo modo es muy importante el apoyo de los hijos, y de los amigos", indica.
De hecho, un estudio publicado en febrero en 'Menopause' ha demostrado que el mayor conocimiento de la pareja en salud de la menopausia mejora la calidad de vida de las mujeres durante esta etapa.
La mujer también puede padecer cambio de roles porque "en la edad adulta, la mujer adquiere una serie de responsabilidades diferentes que pueden contribuir al estado de estrés y ansiedad; es época en la que los hijos se hacen mayores, o deben asumir el cuidado de sus padres o incluso su ausencia", ha afirmado el doctor Antonio Cano, coorganizador del congreso.
Por último, la atención médica también es esencial porque "la mujer necesita que se la escuche y busca solucione; sin embargo, tan importantes como los tratamientos son los hábitos de salud relacionados con la alimentación, el tabaco, el ejercicio o el alcohol", ha concluido el doctor Cano.