Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un milagro dentro de la tragedia

Entre el caos, el horror y la tragedia hay un hueco para la esperanza. Así lo demustra el milagro que ha protagonizado Redjeson Hausteen Claude. Este niño, de dos años, ha sido rescatado gracias al trabajo conjunto de los equipos de rescate españoles y belgas que ya trabajan en Puerto Príncipe. Uno de los voluntarios españoles ha llevado al pequeño a los brazos de su madre.
El pequeño quedó atrapado entre los escombros de lo que fue su casa. El niño de dos años, estaba aturdido y asustado en brazos del miembro de las fuerzas de rescate españolas pero, cuando lleguó a donde esperaba su madre en su cara se dibujó una enorme sonrisa, conviertiendo su rostro en la viva imagen de la esperanza. Foto: AP