Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una entre un millón

El señor Morrish, de 72 años, estaba cogiendo unas manzanas de sus árboles cuando de repente se encontró con ésta. Una manzana mitad verde, mitad roja, con una separación perfecta. "No podía creer lo que estaba viendo -confiesa este agricultor aficionado-, la separación entre la parte roja y la parte verde es perfecta, como si la hubiese pintado". Ha ocurrido en la localidad de Colaton Raleigh, en Devon. Los vecinos del señor Morrish llevan varios días desfilando por su casa para hacer fotos del fenómeno. Y no les faltan motivos. Esta diferente coloración se debe a una mutación genética que se da en una manzana entre un millón. En casos anteriores el lado rojo es más dulce que el verde ya que ha recibido más luz solar. La duda es ahora saber si el fenómeno volverá a repetirse el próximo año.