Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La foto de una ministra en la ducha causa polémica en Uruguay

Imagen de la ministra que ha causado la polémica. Foto: La Nacióntelecinco.es
Desde su página personal en Facebook, la ministra decidió mostrar parte de su vida privada a los casi 3000 'amigos' al colgar una fotografía suya en la ducha con el siguiente mensaje: "No hay nada más auténtico que una mujer mojada". La imagen, que sólo muestra su rostro sonriente con el pelo mojado, adquirió carácter público al ser reproducida por un periódico nacional, El País, lo que de inmediato supuso una lluvia de críticas.
Después de recibir muchos comentarios a favor y en contra, la ministra agregó un comentario propio: "Lo que puede la imaginación humana". Tourné explicó luego que la ducha "está en el fondo de la casa" y que su familia la usa cuando llega de la playa.
"La foto me la tomó una amiga para tomarme un poco el pelo. El resto está en las cabecitas que imaginan cosas", añadió la ministra, que criticó al periódico por reproducir la imagen. La ministra advierte de las políticas de privacidad del sitio y recuerda los "derechos exclusivos" del material allí expuesto que impiden su publicación sin consentimiento.
Críticas
"Me parece de muy mal gusto que la ministra exponga así su intimidad, me parece ridículo", señala el ex presidente Luis Hierro López, del Partido Colorado, opositor, según declaraciones que publica el diario El País. "La policía también lo ve muy mal, porque no se ve representada por una ministra que actúa con tanta ridiculez y exhibicionismo", añade Hierro.
El diputado Jaime Trobo, del Partido Nacional, el principal sector opositor, considera "una imprudencia presentarse así en público" porque "su función exige recato", y califica el hecho como "banal".
El diputado José Amorín, del Partido Colorado la acusó de "frívola" y, en su opinión, "con tal actitud se burla de la gente". "¿Por qué no se muestra trabajando?", se preguntó. Según el dirigente del socialdemócrata Partido Independiente, Pablo Mieres, lo de la ministra fue "un papelón (bochorno) a escala mundial".
Respaldo
Aunque no hubo reacciones a nivel del gobierno, el diputado oficialista Víctor Semproni respaldó a la ministra y comentó, según el diario El País, que "estoy pensando sacarme una foto en la ducha, pero de cuerpo entero".
 
KOD