Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Tiene que ser nuestro momento"

Cesc Fábregas defiende las cualidades de la selección española como candidata al Mundial y asegura que tiene que ser el torneo de La Roja para cambiar la historia. Aunque se une al discurso de Del Bosque y cree que hay que ir paso a paso y no mirar más allá de Suiza, que será el primer rival de España en Sudáfrica.
"Respecto al último Mundial somos una selección más joven pero a la vez muy experimentada. En Alemania empezamos muy bien, todo iba perfecto, pero en un partido de mala suerte en el que creo que fuimos bastante superiores a Francia nos echaron. Tenemos que aprender de eso", aseguró.
"En un Mundial cualquiera te lo pone difícil, sea quien sea. Hay que aprender de los errores. Si queremos ganar el título además de ser los mejores, como pasó en la Eurocopa, también necesitas esa dosis de suerte. A ver si la podemos conseguir este año", añadió.
Preguntado por las razones que hacen a España una de las favoritas, Cesc elogió el ambiente que se respira en un grupo de jugadores que han creado amistad por los años que llevan juntos y la calidad del equipo: "Somos un grupo muy bueno que, indudablemente, tenemos calidad. Veo un grupo muy competitivo, con hambre de ganar, sabiendo que este tiene que ser nuestro momento. Veo mucha hambre de título y ganas de demostrar que España puede ser la mejor del Mundial".
Recuerdos de Austria y Suiza
Tras convertirse en el jugador más joven de la historia de la selección española en alcanzar 50 partidos, al hacerlo con 23 años recién cumplidos, Cesc repasó su mejor momento y el peor con La Roja: "El peor fue el día que nos eliminó Francia. Fue un palo muy duro. Además yo llevaba poco en la selección y era una oportunidad muy bonita. Teníamos muy buena selección y nos echaron de una manera un poco impropia, porque lo hicimos super bien en todo el torneo y no es normal un equipo jugando tan bien te echen de esa manera. Por supuesto que el momento más feliz fue al ganar la Eurocopa. Solo lo puede superar ganando el Mundial".
Ese éxito de la Eurocopa, enseñó al grupo la mentalidad de pensar partido a partido. Lo demostró Cesc al no admitir ahora el papel de favorito pese a que España ganó todos los partidos camino del Mundial de Sudáfrica: "El equipo está muy mentalizado de que no somos favoritos ni mucho menos. Somos un equipo normal que estamos aquí como todos para ganar el Mundial. Tenemos que ir poco a poco, hace dos años en la Eurocopa nadie hablaba de nosotros. Fuimos partido a partido, siendo humildes, trabajando en segunda fila y al final fuimos campeones".
Paso a paso
"Por eso sólo pensamos en el primer partido ante Suiza y en la clasificación del grupo. No miramos más allá. Hablar ahora de octavos o cuartos no tiene ningún sentido. No hay ninguna selección que tenga asegurado su pase. Quedan muchos partidos y todo puede pasar", aseguró.
Vicente Del Bosque comenzó a transmitir a sus jugadores con un vídeo, las características de su primer rival. Cesc admite que ya conocen a Suiza: "Los conocemos bastante bien porque ya llevan varias Eurocopas y Mundiales haciéndolo bien, clasificándose contra Francia y equipos potentes. Hay jugadores bastante conocidos y tampoco necesitamos muchos vídeos para saber que Suiza nos lo va a poner difícil".