Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La momia de un bebé se convierte en la pieza estrella de una exposición

'Momias del Mundo', la colección de momias más grande jamás reunida se exhibe actualmente en Los Ángeles y recorrerá EEUU en los próximos tres años. En ella pueden verse momias provenientes de 15 museos de siete países.Entre sus piezas se encuentran un noble del siglo XVII, una mujer tatuada, otra que sufrió tuberculosis, un joven con un tumor facial o un bebé que murió en el siglo XVIII.
Esta última momia es quizás una de las más inquietantes de la exhibición. Pertenece a Johannes Orlovitz, más conocido como el niño de Detmold y proviene del museo alemán de Lippisches Landes. Pertenece a la familia Orlovitz, un grupo de momias descubiertas en 1994 en la cripta de una iglesia abandonada en Vac (Hungría). Foto: Gtres
ÁLBUM : MOMIAS DEL MUNDO