Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mona Elka, rechazada por ser pelirroja

Elka, tiene tan sólo cinco días, y ha sido abandonada por su madre probablemente por su color de pelo. Sin embargo, los trabajadores del zoo de Sydney, en Australia, la han adoptado y ahora tiene quien cuidarla y alimentarla.
La mona Elka tiene nueva familia. Después de que su madre la rechazara al nacer, los trabajadores del zoo de Sidney se han convertido en sus nuevos progenitores. Tiene cinco días y es pelirroja, un color poco habitual en la especie.
Es un caso extraño, ya que los primates no suelen abandonar a sus crías. Los expertos creen que el peculiar color de la mona ha podido causar el abandono de la madre, que es de pelo negro.