Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más del 50% de mujeres considera que reír es la mejor actividad para sentirse bien

Un 51,2 por ciento de las mujeres declara que reírse es la actividad que mejor les hace sentir, seguido de un 50,4 por ciento que prefiere practicar deporte para encontrar su bienestar, según una encuesta elaborada con motivo del Día Mundial del Bienestar.
El propósito es conocer que actividades hacen que las mujeres se sientan bien, y en que grado les afectan los episodios de incontinencia urinaria en su vida diaria.
ACTIVIDADES QUE APORTAN BIENESTAR
La encuesta de Tena Lady, que ha recogido una muestra de 1.046 mujeres en todo el territorio nacional con edades comprendidas entre los 45 y 64 años, también ha revelado que viajar aporta tranquilidad y confort para un 29,3 por ciento de las mujeres.
Tomar una taza de té es considerada una actividad relajante para el 17,8 por ciento de las encuestadas, superando así a la práctica de yoga que solo es elegida por un 14,5 por ciento. Finalmente, un 22 por ciento de las mujeres considera que practicar sexo es importante para conseguir bienestar.
Sin embargo, la encuesta también demuestra que la mayoría de las mujeres, un 62,7 por ciento, considera que no dedica el tiempo suficiente a su propio bienestar. Las responsabilidades familiares son la causa de este hecho para un 51,2 por ciento, mientras que un 26,9 por ciento admite que no lo hace por pereza.
CÓMO AFECTA LA INCONTINENCIA
La práctica de deporte como correr o saltar es la primera causa de incontinencia leve en un 71 por ciento de los casos, seguido de reírse. Las pérdidas mientras toses, estornudad o coges peso aparecen en un 12 por ciento de los casos.
Prácticamente el 30 por ciento de las mujeres declara haber tenido pequeñas pérdidas de orina mientras realizada alguna de las actividades mencionadas anteriormente. De hecho, un 11,3 por ciento admite haber dejado de realizarlas por incomodidad y vergüenza.