Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Por qué las mujeres gritan más que los hombres durante el acto sexual

Las mujeres 'fingen' gemidos durante el acto sexual para mejorar la autoestima y la actuación del hombre.telecinco.es
Misterios de alcoba revelados. Un grupo de investigadores británicos que quería saber por qué las mujeres eran más expresivas que los hombres en la intimidad sexual han descubierto que ellas gimen para influenciar a sus amantes y sacar ventajas.  Las chicas chillan más que ellos para hacerlos sentir bien y reforzarles la autoestima.
Más de un cuarto de las mujeres usan las vocalizaciones "durante el sexo para manipular a sus hombres y hacerlos sentir bien consigo mismos y darles lo que quieren", según  los científicos de la Universidad de Central Lancashire (UCLan), y de lo que se hace eco el diario Metro en su versión británica
Las conclusiones revelan que las mujeres hacen una serie de ruidos en las diferentes etapas del acto sexual para engañar a los apasionados y hacerles creer que han tenido un orgasmo.
La investigación de la Universidad de Leeds, diferenciaron las vocalizaciones en las siguientes categorías: gemido, grito, chillido", "comandos de instrucción como las palabras 'sí' y 'más' para luego ver en qué etapas las utilizaban y si el ruido se correspondía con el orgasmo.
 Los resultados fueron sorprendentes: Los estudiosos descubrieron que el 92% de las mujeres "engañó" a fin de apoyar la autoestima de su hombre y hacerle sentir más confianza en su actuación sexual.
El 66% de las mujeres admitió haber usado gemidos y quejidos sexuales para acelerar la eyaculación de su pareja.
Otras razones dadas para 'fingir' los ruiditos íntimos fueron molestias propias de la mujer  durante el coito, el dolor, aburrimiento o  fatiga, mientras que  un 79% de las mujeres confesó gritar aunque no tuvieran orgasmo, más del 50% de las veces que tenían relaciones sexuales.
El estudio, elaborado por Gayle Brewer y Colin Hendrie, también encontró que contrario a lo que se pensaba muchas mujeres alcanzan el orgasmo durante los preliminares, aunque los gemidos de aumenta diez veces más, antes y durante el orgasmo masculino.