Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(AM) Abelairas defiende ante la jueza su gestión y aclara que los reconocimientos extrajudiciales fueron posteriores

Señala que un ingeniero municipal hacía seguimiento de las obras y confía en que su actuación está "en orden"
La concejala de Benestar Social del Ayuntamiento de Vigo, Isaura Abelairas, ha comparecido este lunes en calidad de investigada ante el juzgado de instrucción número uno de la ciudad en el marco del conocido como 'Caso Hormigón' y ha defendido su actuación en relación con más de una decena de obras analizadas por supuestas irregularidades, de la época en la que era edila de Vías y Obras (2007-2011).
A su salida del juzgado, tras dos horas de comparecencia, Abelairas ha asegurado a los periodistas que ha respondido "a todas y cada una de las preguntas" que se le formularon en relación a esos expedientes y ha indicado que ella fue responsable del inicio de los trabajos, pero que el seguimiento corría a cargo de un ingeniero nombrado por la junta de gobierno local.
"Yo respondí de lo que fui responsable: del inicio de las obras, de llevarlas a junta de gobierno, de que cumplieran con todas las condiciones para ir a esa junta de gobierno, y de ahí salen para contratación, se licitan, y la junta de gobierno nombra a un ingeniero, que hace el seguimiento", ha explicado.
La edila (que también está siendo investigada en la Operación Patos) ha subrayado que, en su época como responsable de Vías y Obras, "se recepcionaron todas las obras, y en ninguna acta de recepción se hace ninguna salvedad".
RECONOCIMIENTOS EXTRAJUDICIALES
Por otra parte, Abelairas ha confirmado que la fiscal le preguntó por varias facturas de reconocimientos extrajudiciales de crédito que fueron aprobados con posterioridad y ha señalado que, en la fecha que figura en esas facturas, ella ya no era concejal de este departamento, aunque sin nombrar a David Regades, el compañero de gobierno que la relevó en esa concejalía a partir de mayo de 2011.
"Hasta ahí está todo en orden, o yo espero que esté todo en orden", ha afirmado, al tiempo que ha reconocido que "a nadie le resulta agradable" tener que responder ante un juez. No obstante, ha insistido en que es "una servidora pública" y que está "para eso", "para responder y aclarar dudas de todo lo que se plantee".
FUNCIONARIA
Por el juzgado de instrucción número uno de Vigo también ha pasado este lunes la funcionaria María G.J., que era jefa de servicio de Patrimonio Histórico, en relación con unas obras en la calle Elduayen y en la Pinacoteca del Casco Vello, que también dieron lugar a reconocimientos extrajudiciales de crédito.
Según han explicado fuentes jurídicas, la técnico municipal ha justificado la ejecución de gastos adicionales por mejoras en esas obras. Por un lado, ha recordado que la humanización del eje Elduayen-Paseo de Alfonso requirió de obras posteriores porque el proyecto inicial preveía que sería un tramo peatonal y no se preparó adecuadamente para el tráfico rodado, como quedó finalmente.
En cuanto a la Pinacoteca, señaló que las obras posteriores también estaban justificadas porque era necesario añadir elementos de seguridad y adecuación del entorno que no se hicieron cuando se ejecutó la construcción de este centro (con cargo al llamado Plan E).
INVESTIGACIÓN
El llamado 'caso Hormigón' saltó a la luz pública en septiembre de 2014, cuando se conoció la imputación del concejal de Parques y Jardines, Ángel Rivas, por supuestas irregularidades en la contratación de hormigón a la empresa de la que había sido gerente, y que proveía a varias contratas de obras de humanización en Vigo.
Además del concejal, también se imputó a Álvaro C.C., jefe de servicio de la concejalía de Fomento; y a dos directivos de Movexvial, Javier C.A., y Celso Manuel P.M. Todos ellos ya declararon en octubre de 2014 en el juzgado, y todos negaron que se hubieran cometido irregularidades: ni en el suministro de hormigón, ni en la adjudicación de las obras investigadas o el pago a través de reconocimientos extrajudiciales de crédito.
A pesar de que el gran número de expedientes de reconocimientos extrajudiciales de crédito (una figura prevista en la ley) llamó la atención la Fiscalía, la investigación no solo se centra en esa cuestión. Así, el Ministerio Público entiende que las supuestas irregularidades no estaría en la tramitación de esos expedientes sino en la autorización anterior de gastos y adjudicaciones de obras "huérfanas de todo expediente, sin causa de justificación alguna y, en muchas ocasiones, con vulneración de normas esenciales de procedimientos".
Al margen de esos cuatro investigados, de la concejal Isaura Abelairas y de la funcionaria María G.J., también se ha citado a declarar como investigados a José Manuel Figueroa; los exconcejales del BNG, Eudosio Álvarez y Xavier Alonso; al exgerente de Urbanismo, Xavier Rivas; y al que fue director municipal de Deportes, Jorge O.L.