Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AM-PNV y PSE cierran cuatro "acuerdos de país" que incluyen un plan de Reactivación económica y Empleo de 6.290 millones

Estiman unos recursos adicionales de 1.500 millones con la reforma fiscal y la lucha contra el fraude en el periodo 2014-2016
PNV y PSE-EE han concluido la reunión de la comisión política con un preacuerdo que incluye cuatro "acuerdos de país", en los que se recoge el impulso a la economía productiva y la creación de empleo, la reforma de la fiscalidad y la lucha contra el fraude, la revisión de la arquitectura institucional y el sostenimiento de los servicios públicos esenciales. En concreto, se pondrá en marcha un Plan de reactivación económica y empleo con unos recursos de 6.290 millones y se acometerá una reforma fiscal y un plan de lucha contra el fraude que puede reportar unos recursos adicionales de aproximadamente 1.500 millones en el periodo 2014-2016.
A las once de la mañana, los integrantes de las delegaciones de ambos partidos han concluido la reunión de la comisión política que se ha iniciado en el Parlamento vasco una hora antes, con el objetivo de dar un impulso al acuerdo que ambos partidos estaban ultimando.
Finalmente, ambas formaciones han consensuado las bases para "Acuerdos de País en beneficio de la ciudadanía vasca" que permitan salir de la crisis, crear empleo y avanzar hacia una sociedad "más cohesionada, solidaria, sostenible y competible". El objetivo de PNV y PSE es impulsar políticas anticíclicas y apostar "decididamente" por la incentivación de la economía y la creación de empleo, con especial atención a los jóvenes y parados de larga duración.
El primero de los acuerdos es el que hace referencia al impulso a la economía productiva y la creación de empleo, cuya prioridad será
incentivar la economía, facilitar crédito y ayudar a las empresas, y crear empleo.
Para ello, ambos partidos se comprometen a impulsar un Plan para la Reactivación Económica y el Empleo, que integrará los esfuerzos del Gobierno vasco, diputaciones y los ayuntamientos.
El Plan de Reactivación Económica y Empleo 2014-2016 estará dotado con 5.740 millones de euros, de los que 1.860 millones de euros corresponderán a avales y garantías. También se añadirán el 50 por ciento de las dotaciones correspondientes al Gobierno Vasco provenientes de la reforma fiscal, lucha contra el fraude y de otras medidas recogidas en este documento. Esta cantidad ascenderá a 550 millones. En conjunto, el volumen total de recursos afectos a dicho plan ascendería a 6.290.
En concreto, se incluye una propuesta específica de Empleo dirigida a los parados de larga duración y a los jóvenes sin experiencia laboral y un programa de Estímulo Empresarial para asegurar financiación, a través de avales. En este capítulo también se incluye un impulso anticíclico a la investigación y al desarrollo, además de un Plan interinstitucional territorializado de inversiones en infraestructuras generales estratégicas que sean generadoras de empleo.
Además, se plantea establecer un "Fondo Euskadi" para dotar de capital a nuevas iniciativas empresariales, con un tratamiento fiscal específico. Asimismo, apuestan por impulsar iniciativas para que patronal y sindicatos alcancen acuerdos sobre negociación colectiva.
FISCALIDAD
El segundo acuerdo hace referencia a la fiscalidad, la lucha contra el fraude y un nuevo sistema tributario. Los firmantes del preacuerdo consideran que, con la reforma fiscal, la lucha contra el fraude y otras medidas recogidas en el documento, se dispondrá de otros ingresos y recursos de 1.500 millones de euros entre 2014 y 2016. La parte del Gobierno vasco se destinará "prioritariamente" a la financiación de las políticas acordadas.
En este capítulo, apuntan a que el Parlamento vasco, de acuerdo con sus competencias de Armonización, Coordinación y Colaboración Fiscal, debata y acuerde las líneas básicas de la fiscalidad vasca y esos acuerdos se trasladarán a las Juntas.
Además, se acuerda la creación de una Comisión de Lucha contra el fraude fiscal, que elaborará un Plan Conjunto de Lucha contra el Fraude. Para fomentar la colaboración entre las tres haciendas forales, se comprometen a establecer convenios de colaboración entre las administraciones competentes, en los que se deberá realizar el intercambio, incluyendo la interconexión informática en tiempo real de las bases de datos tributarias de las tres haciendas, "siempre con las debidas garantías legales".
En el capítulo relativo a la revisión de la arquitectura institucional vasca y reforma de la administración para hacerla más "competitiva, eficiente y sostenible", se prevé dimensionar el sector público y se incluye una actualización y modificación de la LTH antes de finalizar 2015 y la aprobación de una nueva Ley Municipal en 2014 y de una nueva Ley de Función Pública Vasca, también prevista para el próximo año.
En materia de bienestar, el texto incluye la aprobación de un Decreto de Cartera de Servicios Sociales que contengan sus servicios y "despliegue sus efectos plenos" en 2016. También se desarrollará un pacto "por la sostenibilidad presente y futura" del sistema de protección social que dé respuesta a "las necesidades de la sociedad vasca del siglo XXI" manteniendo "la cohesión social".
El documento, que recoge el rechazo a "todas las medidas de copagos que no estuvieran previstas legalmente en 2008", expresa el compromiso de defender en el Consejo Vasco de Finanzas la creación de 'un Fondo Interinstitucional para la cohesión y calidad del Sistema Vasco de Servicios Sociales y de Inclusión'.
Por último, ambas formaciones se han comprometido, a conseguir que la flexibilización del déficit se acerque, este año, al 1,3 por ciento y al 1 por ciento en ejercicios siguientes.