Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(AMP) En Marea cree que es el "momento de hablar de programas" y no de personas y mantiene la mano tendida al PSOE

Exige al partido de Sánchez que "aclare cuál es su posición" y defiende la independencia de la agrupación en las decisiones
La portavoz de la agrupación parlamentaria de En Marea, Alexandra Fernández, ha explicado que la coalición gallega --formada por Podemos, Anova y Esquerda Unida-- mantiene la mano tendida al PSOE para negociar la investidura de Pedro Sánchez, pero establece unas condiciones para Galicia, porque, ha indicado, "no es el momento de hablar de personas concretas, sino de programas".
En rueda de prensa en Santiago, la diputada en el Congreso ha especificado que se trata de un paquete de medidas de "restitución de derechos", volviendo al "kilómetro cero de la legislatura de Rajoy"; un plan de reindustrialización para Galicia y medidas específicas para el cerco y el lácteo; y "dar respuesta a la plurinacionalidad" del Estado.
"Es el momento de que el PSOE aclare cuál es su posición, si es ese bipartito a tres disimulado o si realmente quiere construir otro proyecto", ha retado Alexandra Fernández, quien ha sentenciado: "Le estamos tendiendo la mano al PSOE ya desde el otro día, si tiene voluntad, estamos esperando".
En todo caso, la portavoz de En Marea ha sostenido que la agrupación tiene sus propias reclamaciones para el proceso negociador y ha considerado que es "el momento de hablar de programas, de problemas concretos, del cerco, del lácteo...". "Es el momento de hablar de estas cosas", ha aseverado la diputada por Pontevedra, quien ha opinado que "no es el momento de hablar de personas concretas, sino de programas".
"PROCESO PASO A PASO"
Sin embargo, ha considerado que Galicia cuenta con "gente muy preparada" que podría formar parte de un gobierno del Estado y, aunque defendió que es el momento de las propuestas y no personas, ha asegurado que "no hay una contradicción" con la rueda de prensa en la que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se propuso como vicepresidente de un ejecutivo liderado por Pedro Sánchez. "Hablaron de un equipo, de un equipo que iba a iniciar la negociación", ha esgrimido a propósito de esta cuestión.
Pero para Alexandra Fernández, es preciso "entender el proceso paso a paso". "Hablar de programas, de problemas concretos, del cerco, del lácteo", ha insistido, antes de explicar que En Marea tiene "un programa" sobre la "realidad gallega".
Preguntada por si establecerán contactos como colectivo de En Marea propio, al margen de los que pueda establecer el equipo que presentó Pablo Iglesias; Alexandra Fernández ha remarcado que la coalición "siempre dejó claro que es un sujeto político" y "como tal, iniciaba el diálogo concreto". "Dentro del grupo confederal, tenemos voz propia", ha reiterado.
PLURINACIONALIDAD
Sobre la cuestión de la plurinacionalidad, Alexandra Fernández ha explicado que se trata de que el PSOE reconozca "la plurinacionalidad" del Estado y, a partir de ahí, iniciar un "diálogo". "Sería una irresponsabilidad no hablar de este tema", ha manifestado Alexandra Fernández, quien ha subrayado que el propio Rey se interesó por conocer el "posicionamiento" de En Marea sobre esta cuestión.
En días pasados, el líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, desveló a Europa Press que él mismo le expuso al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, una propuesta para negociar con el PSOE y que consistía en "reclamar la asunción, por el PSOE, de una realidad existente, que es la realidad plurinacional del Estado y de los derechos que esto implica para los pueblos, que está en la Carta de Naciones Unidas y, por lo tanto, en el derecho internacional".
Y, "dentro de la asunción de esa realidad y de los derechos correlativos (que serían el derecho de autodeterminación), encajar la cuestión catalana; es decir, no plantear la cuestión catalana como tal", sino distinguir el aspecto general de la definición de un calendario de referendo concreto para Cataluña.
Sobre esta idea ha vuelto a abundar este lunes la portavoz de En Marea, que pertenece a Anova. Así, en respuesta a diferentes preguntas formuladas, ha insistido en la idea, defendida electoralmente, de abrir un "proceso constituyente" y ha incidido en que "esto requiere diálogo".
"Existe un problema y es necesario hablar de él; el propio jefe del Estado nos pregunta nuestro posicionamiento (en la reunión mantenida con él la semana pasada)", ha abundado. En palabras de Alexandra Fernández, este reconocimiento "significa más democracia y que los pueblos tengan derecho a decidir y a hablar, si no, no habrá un cambio real".
La portavoz de En Marea ha explicado que "lo primero es dar muestras de que se está reconociendo la plurinacionalidad". "De momento, lo único que hizo el PSOE, es (decir) que no quería los cuatro grupos; no fueron capaces de ver el momento", ha censurado la parlamentaria, quien ha defendido que "no es una cuestión de referendo sí, referendo no", sino de si "se deja el problema tal y como está, y se deja el inmovilismo, o se aborda otro proyecto de cambio, que tiene que pasar por debatir esta cuestión".
GRUPO PROPIO
A la pregunta de si, a la vista de que no se ha logrado crear un grupo propio, y en el caso de que hubiese elecciones generales de nuevo, En Marea repetiría la fórmula, Alexandra Fernández ha respondido que "de momento no se plantea el escenario" de volver a someterse a las urnas.
"Esperamos que esto siga avanzando, día a día para este nuevo gobierno alternativo. No es que lo esperemos nosotros, es que seamos capaces, la gente ya votó y decidió, espero que ésa sea la línea de trabajo", ha sentenciado.
OTRAS CONDICIONES
Alexandra Fernández ha explicado que, además del reconocimiento de la plurinacionalidad (que enumeró en tercer lugar), se encuentra la "restitución de derechos civiles", que pasa por la "derogación" de la reforma laboral, la reforma del aborto, la "ley mordaza", la supresión de los copagos y la revocación de la Lomce.
En segundo término, se sitúan la necesaria "garantía del estado del bienestar y luchar contra la desigualdad". "En Galicia es más urgente aun hablar de dotar la ley de dependencia y la financiación local. Galicia tiene unas circunstancias específicas", ha enfatizado Fernández, quien ha pedido medidas de "redistribución" y planes estratégicos y transversales en lo socioeconómico.