Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AMP.Urkullu cree que Zapatero comparte su análisis de que en este nuevo tiempo hay que superar las medidas excepcionales

Pide excarcelar etarras enfermos antes del 20N, abolir la doctrina Parot y le plantea si es necesario mantener la Audiencia Nacional
El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, considera que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "comparte el análisis del PNV" de que una vez que ETA ha decretado el cese definitivo de las acciones armadas se abre "un nuevo tiempo", y que eso incluye que "hay que ir superando" las medidas que se adoptaron con "carácter de excepcionalidad".
"Ahora nos corresponde altura política, los motivos para las medidas de excepcionalidad han desaparecido y así se lo he planteado a Zapatero", ha explicado Urkullu, quien se ha referido en concreto a "la Ley de Partidos, garantizar la participación política plena, apuesta por las vías democráticas, revisión de la legislación penal excepcional (derogar la doctrina Parot) y la flexibilización política penitenciaria".
Incluso ha planteado al presidente "la necesidad de contemplar en el ámbito de la justicia la existencia de la Audiencia Nacional, que ha tenido una fundamentación, pero que está alejada del juez natural por el que aboga el PNV".
En ese sentido, el líder nacionalista ha asegurado en la rueda de prensa posterior al encuentro haber entendido de Zapatero "una asunción del planteamiento del PNV". "Creo que comparte el análisis del PNV de que una vez decretado ETA el cese definitivo de la acción armada estamos ante un nuevo tiempo. Aquello que fue carácter de excepcionalidad hay que ir superándolo. He visto a Zapatero muy satisfecho por esta situación que estamos viviendo", ha anunciado.
En lo referente a la situación de los presos de ETA en las cárceles, el presidente del PNV ha propuesto al presidente del Gobierno que no espere a las elecciones del 20 de noviembre y que en estos últimos días de legislatura adopte decisiones para excarcelar a los internos etarras con problemas de salud, si bien no ha ofrecido cifras de a cuántos reclusos podría afectar esta medida. "Ésta es una cuestión que nos diferencia de quienes no respetan los derechos humanos", ha argumentado.
A partir de ahí, Urkullu ha esbozado en rueda de prensa el plan de su partido a la hora de suavizar esta política penitenciaria y ha aclarado que no consiste en medidas ajenas a la Ley como indultos o una amnistía al tiempo que ha considerado que estas modificaciones deben ir acompañadas de una petición de perdón por parte de los presos al que también debería sumarse la izquierda abertzale.
LOS PRESOS, "CAUTIVOS DE ETA"
Sostiene que los pasos en la flexibilización de esta política penitenciaria deben hacerse "en función de los pasos que los propios presos den, es decir que tampoco se puede entender la aplicación de políticas flexibles si no hay por parte de los presos iniciativas". "Yo espero que con el tiempo también haya arrepentimiento y petición de perdón y que sean ellos los que den pasos de manera individualizada en petición de progresión de grado (penitenciario)", ha detallado al tiempo que ha destacado como los presos de ETA "también han sido cautivos de la estrategia de ETA".
"Es imprescindible y urgente que la Izquierda Abertzale se comprometa en este reconocimiento a las víctimas y asuma el daño causado", ha explicado Urkullu, quien además se ha mostrado confiado en que "se sumarán". "El reconocimiento está trazado y transitado, no partimos de cero", ha remachado. No obstante, en el ámbito del reconocimiento, Urkullu también ha incluido a las víctimas de lo que ha denominado la "motivación política".
RESPONDE A BASAGOITI Y PIDE CITA A RAJOY
En relación a las declaraciones de este mismo miércoles de Basagoiti, --quien ha calificado esta reunión como una "foto de enredo de ETA, Urkullu y Zapatero"-- el líder 'peneuvista' ha defendido "que estos días hay que manifestar felicitación y satisfacción porque de una vez con todas se vive de manera definitiva sin la amenaza del terrorismo". "Es lo que tiene que imperar", ha reiterado al tiempo que ha reconocido compartir "las palabras de Rajoy". "Si ha dicho esto (Basagoiti) es por otro tipo de intereses políticos", ha zanjado Urkullu, quien ha manifestado su intención de reunirse con el propio Rajoy para abordar estas mismas cuestiones.
Preguntado acerca de la postura del PNV con respecto a las listas de la candidatura abertzale Amaiur para el Congreso de los Diputados, se ha limitado a recordar el criterio manifestado ayer por la Fiscalía y la Abogacía del Estado y del PP "que se ha significado a favor de no proceder contra esas listas"
Urkullu ha aprovechado su "última comparecencia en la Moncloa en esta legislatura" para destacar su relación con el presidente Zapatero que "ha ganado en confianza". "En mayo de 2010 España estaba amenazada por una intervención económica, por el terrorismo y con un Estatuto de Gernika enquistado. La primera amenaza es menor, la segunda en vías de desaparecer definitivamente y se ha encauzado el desarrollo estatutario. Por tanto balance positivo", ha relatado Urkullu.
Se ha detenido en la cuestión antiterrorista para decir que, desde ese mismo mayo de 2010, tanto Zapatero como él se plantearon "como objetivo compartido conseguir tiempo para un nuevo tiempo en Euskadi". "Para que la paz sea realidad hemos tenido que arriesgar y el presidente se comprometió a ello y así lo ha hecho", ha dicho el presidente del PNV quien ha elogiado "discreción" como una de las señas de identidad de su relación con Zapatero.
PACTO POLITICO Y REFRENDO
Bajo su punto de vista, "el camino es pacto político, acuerdo institucional y refrendo social" y ha reivindicado en varias fases de su intervención el punto 10 del Pacto de Ajuria Enea que abogada por un final dialogado de la violencia.
Acerca de las políticas a adoptar para falicitar la reinserción de los presos o los etarras fugados, Urkullu ha insistido en pedir la implicación de las instituciones europeas y ha asegurado desconocer la creación por parte del lehendakari Patxi López de una oficina especial para esta materia. "Yo estuve con el lehendakari el lunes y no hablé con él de esta cuestión, él no me lo planteó y estuvimos hablando de política penitenciaria", ha afirmado.