Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AN confirma, contra el criterio del Gobierno, la paralización de la entrega del disidente kazajo Pavlov

No ejecutará la extradición hasta que no determine si esta medida podría tener "consecuencias sobre su integridad física o su vida"
La Audiencia Nacional ha confirmado, en contra del criterio del Gobierno, la paralización de la extradición a Kasajistán del disidente Alexander Pavlov, que trabajó durante varios años como jefe de seguridad del principal representante de la oposición, Mukhtar Ablyazov, mientras se resuelve si se le concede o no el asilo político.
La Sección Segunda de lo Contencioso-Administrativo, que rechazó el pasado 25 de febrero marzo la paralización de la entrega que había solicitado el Ejecutivo como medida cautelar, ha desestimado en un auto el recurso de reposición que la Abogacía del Estado presentó contra esta medida.
Los magistrados recuerdan en su resolución que próximamente tendrán que decidir si Pavlov tiene derecho o no al asilo, por lo que "cualquier medida que suponga la salida del recurrente del territorio español puede hacer perder al recurso su finalidad legítima, dada la irreversibilidad de dicha salida".
"CONSECUENCIAS SOBRE SU VIDA"
Como ya expusieron en su anterior auto, la paralización de la entrega únicamente mantendrá su vigencia en tanto no se dicte resolución en cuanto al fondo, en el que se analizará si la entrega de Pavlov a Kazajistán acarrearía "efectos o consecuencias sobre su integridad física, incluso, contra su vida".
Este mismo tribunal suspendió en marzo pasado con carácter cautelar la ejecución de una resolución dictada el pasado 11 de junio la Subsecretaría de Interior por la que denegaba el derecho de asilo y protección subsidiaria solicitada por Pavlov, a quien su país reclama por los delitos de terrorismo, apropiación indebida y malversación de fondos.
El tribunal consideró "inconcreta, precaria y meramente hipotética" la resolución de Interior al considerar que no motivaba con carácter "fundado y no meramente hipotético o conjetural" en qué consistiría el "peligro para la seguridad nacional" que Pavlov podría suponer para España. Estos riesgos fueron apuntados "implícitamente" en un informe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que le relacionaba con el terrorismo y el crimen organizado.
De la misma manera, la Audiencia Nacional dio "apariencia de credibilidad" a los argumentos esgrimidos por el disidente kazajo, que alegó que sufría una "persecución política" y si era entregado podría sufrir "torturas y malos tratos", y consideró que la extradición, que fue aprobada en noviembre por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y el pasado 14 de febrero por el Consejo de Ministros, podría suponer "un riesgo real para su vida e integridad física con transgresión de sus derechos fundamentales a un juicio justo".
El pasado jueves el Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) archivó la investigación que abrió a principios de este mes respecto del juez de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara por su actuación respecto de este preso.
DETENIDO HACE MÁS DE UN AÑO
Pavlov, que se encuentra preso en una cárcel madrileña, llegó a España el 11 de diciembre de 2012 y fue detenido en una estación de tren en cumplimiento de una orden cursada por las autoridades de Kazajistán a través de la Interpol. El pasado 17 de enero, informó a las autoridades españolas de que quería solicitar asilo, algo que finalmente hizo el 6 de febrero.
La decisión fue rechazada en primera instancia el pasado 5 de julio. La primera solicitud de extradición se llevó a cabo el 17 de abril de 2013 y fue rechazada el 19 de abril por la Audiencia Nacional porque la información aportada por la autoridades de Kazajistán no era suficiente. No obstante, el Ejecutivo decidió volver a cursar el procedimiento de extradición el pasado mes de mayo, una vez subsanados estos "defectos formales".
Pavlov trabajó durante varios años como jefe de seguridad del principal representante de la oposición kazaja, Mukhtar Ablyazov. Kazajistán le acusó en un primer momento de estafar al BTA Bank 22,5 millones de euros y añadió después a su petición de extradición un delito de terrorismo.
Su país le atribuye haber preparado junto a otras personas la colocación de un artefacto explosivo en el parque Family de la ciudad de Almaty, "cuya explosión hubiera tenido lugar el 24 de marzo de 2012 de no haber sido frustrada por las autoridades policiales".