Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AN reabre el caso del último asesinato de los GAL y pide a Francia interrogar a dos testigos

La Sección Tercera confirmó la decisión del juez Ruz de archivar provisionalmente la causa al no encontrar culpables
El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha reabierto la causa seguida por el último asesinato de los Grupos Armados de Liberación (GAL) y ha cursado una comisión rogatoria a Francia con el fin de tomar declaración a dos testigos para esclarecer la muerte del objetor de conciencia Juan Carlos García Goena ocurrida el 24 de julio de 1987 como consecuencia de la bomba que estalló en los bajos de su vehículo en la localidad francesa de Hendaya.
En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado admite la diligencia solicitada por la defensa de la viuda de la víctima, Laura Martín, y pregunta si solicita que sean localizados los dos ciudadanos franceses Michel L. y Serge M. y estar presente en sus interrogatorios o aportar un pliego de las preguntas que quiere que les sean formuladas.
De la Mata defiende que la diligencia solicitada por la defensa es "pertinente, necesaria y posible", después de que la Sección Tercera de la Sala de lo Penal confirmara el pasado noviembre la decisión de su predecesor en el Juzgado Central de Instrucción número 5, el magistrado Pablo Ruz, decretando el archivo provisional de las actuaciones al no encontrarse a los culpables.
Ruz consideró que procedía concluir la investigación al haberse agotado todas las vías de investigación sin encontrar "indicios de criminalidad contra persona o personas determinadas" por los hechos investigados en estas actuaciones. La Fiscalía solicitó esta actuación, sin perjuicio de que se produjeran nuevas declaraciones "inesperadas".
En el auto, dictado el pasado marzo, el magistrado detalló las diligencias practicadas desde que se reabrió este caso, el 12 de julio de 2012, a instancia de Laura Martín, viuda de García Goena, que pedía investigar los hechos después de que el diario 'EL Mundo' publicara en enero de 2011 que un fotógrafo de Hendaya llamado Patxi y dueño del estudio Photo Galaxia, retrató a su marido y esa instantánea sirvió al comando para "identificarle y darle muerte".
DILIGENCIAS PRACTICADAS
Entre las diligencias de investigación practicadas, Ruz recordaba que ya había tomado declaración como imputado del fotógrafo, quien negó tener relación con los GAL y haber entregado la fotografía a dicha organización criminal. Además, escuchó en calidad de testigos al periodista Antonio Rubio, a José Amedo y a la viuda de García Goena, mientras que practicó un careo entre ésta última y el fotógrafo.
A la causa incorporó el material fotográfico del que disponían los testigos, se escuchó a un guardia civil que estuvo destinado en Irún y se pidió un informe a la Comisaría General del Información "en el que se afirma desconocer los hechos a los que hace referencia la información periodística".
"De todas las diligencias de investigación realizadas hasta el momento no se desprende que la fotografía objeto de investigación sirviera a los autores materiales --de los que hasta hoy no se conoce su identidad-- para llevar" a cabo "la acción criminal objeto del procedimiento, así como tampoco que el autor de la misma pudiera haber colaborado en la comisión de los hechos investigados", concluyó el juez.
Ruz recordaba todo el recorrido judicial previo de esta causa y la sentencia, del 20 de septiembre de 1991, de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, confirmada después por el Tribunal Supremo, en la que se absolvió a los policías José Amedo y Michel Domínguez de la muerte de García Goena.
En julio de 1995, se reabrió el proceso con ocasión de las declaraciones de los ex policías José Amedo, Michel Domínguez o el ex director de la Guardia Civil Luis Roldán. El proceso se sobreseyó provisionalmente en 2003 para reabrirse en 2012 tras las informaciones periodísticas sobre el fotógrafo de Hendaya.