Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La APM defiende que los jueces reciban a ciudadanos y pide respetar los plazos en la investigación sobre Alba

Otras asociaciones demandan celeridad al CGPJ ante la "alarma" por el audio entre el juez sustituto de Rosell y un investigado
El presidente de la Asociación Profesional para la Magistratura, Manuel Almenar, ha pedido respeto a los plazos abiertos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para investigar la posible responsabilidad disciplinaria o penal que se desprende de la grabación en la que el juez Salvador Alba dialoga con un investigado sobre una causa que afecta a la dirigente de Podemos Victoria Rosell, juez en excedencia y anterior titular de ese juzgado de Las Palmas.
En declaraciones a Europa Press, Almenar ha defendido que los jueces reciban a ciudadanos de acuerdo a la Carta de los Derechos de los Ciudadanos de 2002 que aboga por una mayor transparencia de los tribunales. "No hay ningún problema en recibir, como acto de transparencia, a quien se lo solicita. Lo hacen todos los jueces", ha argumentado.
Salvador Alba, juez afiliado a la conservadora APM, elevó al Tribunal Supremo un informe en el que se basó el alto tribunal para abrir una investigación contra Rosell por los delitos de cohecho, prevaricación y retardo malicioso. La denuncia partió de una querella del exministro José Manuel Soria.
El pasado miércoles se hizo pública una grabación en la que Alba aparecía conversando en su despacho con el presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, un empresario que está siendo investigado por delitos relacionados con la Seguridad Social y con el que la pareja de Rosell hizo negocios.
ALBA INFORMÓ DE LA REUNIÓN
Almenar, que ha recordado que el juez Alba informó de la reunión con Ramírez, ha pedido que se respeten los plazos de la investigación. "No tienen sentido los pronunciamientos y notas de los jueces", ha afirmado, "ahora toca respetar los plazos del promotor del Poder Judicial y no adelantarse a la decisión que adopten los tribunales, donde hay presentado una querella y una denuncia".
La asociación que se ha mostrado más contundente ha sido Jueces para la Democracia (JpD), de la que es afiliada Victoria Rosell, y que este viernes ha difundido un comunicado en el que pide al CGPJ celeridad en la investigación sobre la grabación de Salvador Alba ante la "alarma" social generada.
Tras mostrar su "sorpresa y preocupación", la progresista JpD cuestiona las diligencias de Salvador Alba al entender que incurrió en "circunstancias anómalas que destilan posibles intencionalidades políticas de la peor especie".
"Si se acredita la autenticidad de dicha grabación, sería inaudito que un juez se hubiera reunido con un investigado con el fin de preparar de forma pactada los términos y la forma de una declaración judicial posterior", ha sostenido JpD, que ha censurado que se tratara de "desmerecer" la actuación de Rosell al frente del juzgado "con la finalidad de perjudicarla en un procedimiento ante el Tribunal Supremo".
HECHOS BASTANTE GRAVES Y TURBIOS
Desde el Foro Judicial Independiente, Conrado Gallardo ha apuntado a unos "hechos bastante graves y turbios". "Es una situación insólita", ha asegurado al ser preguntado sobre el contenido de las grabaciones que realizó Miguel Ángel Ramírez y en las que recibe directrices del juez Salvador Alba.
En este sentido, ha insistiendo en la necesidad de una investigación "inmediata" debido a la "alarma" que generan este tipo de noticias, subrayando que el Promotor del CGPJ hace bien al comenzar por analizar si cabe una posible sanción disciplinaria contra Salvador Alba.