Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aberchán pide al Gobierno de Melilla que "deje de mimar" a musulmanes que "dicen que votar es pecado"

El presidente del principal partido de la oposición, Mustafa Aberchán (CPM), ha pedido al Gobierno de Melilla (PP), a raíz de las operaciones contra grupos yihadistas en la ciudad, que "deje mimar" a personajes musulmanes en la ciudad que "dicen que votar es pecado" y "practican" como "antisistema".
El que fuera presidente de Melilla desde 1999 a 2000 y desde esa fecha líder de la oposición ha manifestado que el Ejecutivo del popular Juan José Imbroda "debería actuar de otra forma a la hora de ser bastante mimoso con personajes que predican y practican en la ciudad en antisistema".
Aberchán, que no citó a esas personas cercanas a los movimientos yihadistas a las que supuestamente el Gobierno autonómico mimaría, sí ha precisado que no debe apoyar a "aquellos que dicen que votar es pecado, o que el sistema del Estado de derecho no va con ellos".
El dirigente de Coalición por Melilla, que ostenta seis diputados sobre 25 frente a los 15 del PP, 2 del PSOE y 2 de Populares en Libertad (PPL), ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que "actitudes extremistas y radicales hallen cobijo en la sombra" del Ejecutivo melillense.
De producirse esta situación, según afirma el líder de la oposición, "al final los que se esconden, ven que no tienen necesidad de hacerlo". Mustafa Aberchán se ha pronunciado así después de que durante este año 2014 se hayan producido tres grandes operaciones policiales en Melilla contra el terrorismo islamista, con la detención de diez presuntos yihadistas --la mayoría en el barrio de La Cañada de Hidum-- que aún están en prisión, además del arresto de dos chicas -una de ellas menor de edad- en la frontera melillense acusadas de querer ir a servir al grupo terrorista "Estado Islámico".