Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Absuelto un mosso al no probarse si aporreó en la cara a un periodista en una protesta antiBolonia

La ausencia del demandante en el juicio impide al tribunal "formar convicción" de lo que sucedió
La Audiencia de Barcelona ha absuelto a un antidisturbios de los Mossos d'Esquadra al no haberse podido probar si las heridas que un periodista sufrió en la cara durante carga policial en una manifestación estudiantil contra el plan Bolonia el 19 de mayo de 2009 fueron provocadas por porrazos del agente.
En la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, los magistrados concluyen que "existe una duda racional acerca de cómo se produjeron las lesiones" y, más aún, teniendo en cuenta que el periodista 15 días antes del juicio renunció a la acusación por residir en Tailandia y no poder desplazarse a la vista.
"La no comparecencia del principal testigo de cargo en el plenario ha impedido formar convicción al Tribunal acerca de cómo sucedieron los hechos", sostiene el auto, que absuelve al mosso del supuesto delito de lesiones del que también le acusaba la Fiscalía que pedía un año de prisión para el policía.
En su declaración como acusado en el juicio, el agente de Brigada Móvil (Brimo) negó desde el principio ser el autor de las lesiones y, según su versión, tras recibir la orden dispersó a un grupo de personas con golpes con la porra de cintura para abajo, tal y como obliga el protocolo.
El agente aseguró no recordar que en aquella zona --Via Laietana con Jaume I-- había periodistas al tratarse de una manifestación con más de 3.000 estudiantes con solo 30 policías, que no recuerda ningún incidente con periodistas y que tampoco vio como esta personas se produjo las lesiones.
En ninguna de las fotografías aportadas a la causa donde aparece el acusado se le ve con la defensa a la altura de la cabeza y, de los cuatro testigos que afirmaron que vieron una agresión, solamente uno identificó al acusado con el autor, pero dijo que la agresión se produjo estando los dos de pie y con la defensa levantada hacia la cara, "lo cual no resulta compatible con las secuencias que obran en las fotografías".
¿PORRA O CÁMARA?
Por otra parte, el médico forense en su declaración manifestó que las lesiones se pudieron haber producido tanto con la defensa policial como con la cámara fotográfica del periodista: "carecemos de la certeza suficiente para afirmar como se ocasionaron", sostiene el tribunal.
En un comunicado este viernes, el Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) ha felicitado al agente por su absolución y ha recordado que durante el proceso judicial ya se dejó sin efecto la imputación de otro agente.