Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una excargo de Acuamed reveló al juez la "habilidad especial" de un contratista para "acertar precios de las ofertas"

La ex directora de Ingeniería y Construcción de la empresa pública Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), Gabriela Mañueco, puso de relieve ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco la "habilidad especial" del contratista Nicolás Steegmann para "acertar con el precio de las ofertas".
Así consta en el sumario, al que ha tenido acceso Europa Press, del caso en el que se investigan las presuntas irregularidades en las adjudicaciones efectuadas por la empresa pública Acuamed, dependiente del Ministerio de Agricultura, a cambio de comisiones y sobornos.
Mañueco, que fue cesada por el Gobierno el pasado 19 de enero por falta de confianza y la "alarma social" generada a raíz de su detención, respondió un día después ante el juez Velasco, que le preguntó si recibió instrucciones del que fuera director general de la compañía Arcadio Mateo o de altos cargos del Ministerio de Agricultura para contratar a la empresa de Steegman.
"Steegman tenía una habilidad epecial, que desconozco cuál es, para acertar con el precio de las ofertas", responde Mañueco, que dice desconocer si el propitario de la constructora Altyum tenía información privilegiada procedente de Mateo.
"NO HE AMENAZADO A NADIE"
La directiva, que indicó que la esposa de Steegman trabajaba en Acuamed, negó haber "amenazado ni presionado" a sus técnicos. "No pretendía presionar a nadie. Yo no he amenazado a nadie", responde, cuando el magistrado le pregunta por la remoción de los puestos de trabajo de los empleados públicos que se hacían en el seno de la empresa a "una velocidad expréss".
El instructor también preguntó a la acusada por qué elaboró un ifnorme con Javier Gómez a las 5 de la mañana, a lo que esta respondió que "no era por prisa", sino porque su compañero "siempre va a la oficina entre las 5 y las 7 de la mañana". "El es así y madruga así", concluyó.