Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusan a los mossos del Raval (Barcelona) de detención ilegal además de homicidio tras la muerte de un empresario

El abogado del fallecido denuncia que los agentes realizaron "de común acuerdo" una "contención violenta y desproporcionada"
El abogado de la familia del empresario Juan Andrés Benítez, fallecido el 5 de octubre tras ser reducido por los Mossos d'Esquadra en el Raval, David Aineto, acusa a nueve agentes de homicidio doloso o asesinato, además de delitos de coacciones, contra la integridad moral y falsedad documental, y añade el delito de detención ilegal.
Así lo ha concretado durante la comparecencia en el Juzgado de Instrucción 20 de Barcelona en la que este viernes han sido convocadas las partes del caso para que trasladen sus peticiones, un trámite previsto dentro del procedimiento del Tribunal del Jurado y a la que han asistido los imputados junto a sus defensas.
En su escrito, el letrado acusa de detención ilegal a cuatro de los agentes que participaron en la actuación, ya que en ningún momento se le informó de que estaba detenido, y de falsedad documental a cuatro policías porque considera que "faltaron conscientemente y voluntariamente a la verdad" al instruir las diligencias.
Asimismo, atribuye a una mossa los delitos de coacciones y otro de obstrucción a la Justicia --pidió a una vecina las fotos que había realizado-- y a otros dos agentes por obstrucción y encubrimiento por borrar unos restos de sangre que dejó la víctima.
Como diligencias de prueba, pide identificar y ratificar las declaraciones de los imputados y si tienen antecedentes, y que la Generalitat responda como responsable civil subsidiaria.
Según los hechos que describe el abogado, el 5 de octubre de 2013 Juan Andrés Benítez "encontró la muerte tras ser agredido brutalmente" por diversos agentes de los Mossos d'Esquadra que le redujeron, que en ningún momento le informaron de que estaba detenido ni el motivo de dicha detención.
Según el escrito, los policías que detuvieron a Benítez "no se limitaron a efectuar maniobras de reducción, sino que efectuaron de común acuerdo una contención violenta y desproporcionada", abalanzándose sobre él, apoyando sus rodillas sobre su cuerpo, inmovilizándolo y propinándole numerosos golpes, puñetazos y patadas.
CONTROVERSIA VECINAL
Esa noche, la víctima, sobre las 22 horas, tras haber sufrido un robo en su casa y la desaparición de su perro, tuvo "una controversia vecinal por este motivo, produciendo un altercado" con dos vecinos, recoge el escrito.
La discusión comenzó "tras abalanzarse sobre Benítez" el vecino, pero según el escrito no comportó ninguna lesión constitutiva de delito para ninguna de las partes implicadas.
Tras la mediación vecinal, estando los implicados a una distancia de 100 metros, Benítez llamó a la Guardia Urbana para informar del altercado y que le habían robado el perro, que trasladaron el aviso a los Mossos, cuerpo policial que envió a varios agentes.
El escrito asegura que Benítez se identificó antes los primeros agentes que llegaron al lugar, dando su nombre completo y dirección, justo enfrente de donde estaban situados, en el número 16 de la calle Aurora, y ante la petición de un segundo agente "realizó un ademán de ir a por su identificación personal", momento en que fue detenido sin causa, prosigue el texto.
Una agente de los Mossos lo redujo "violentamente", lo que conllevó que la agente que actuaba cayera al suelo sin intervención de Benítez, momento en que otros tres agentes se sumaron a la retención.
Según este relato se abalanzaron sobre él "situándose encima del mismo una vez este se encontraba en el suelo, empezando así la contención y los golpes que sufrió Benítez y que finalmente le provocaron su fallecimiento", una actuación a la que se añadieron otros cuatro mossos.
Durante la comparecencia de este viernes en la Ciudad de la Justicia un grupo de vecinos de la calle Aurora han desplegado una pancarta a las puertas del recinto reclamando 'Justicia Juan Andrés'.