Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ada Colau defiende que el poema era una "'madrenuestra' que cantaba a la vida y a la libertad"

Apoya tanto la independencia del acto como el contenido y avisa al PP de que no la van a "callar"
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido este miércoles que se recitara durante los Premios Ciudad de Barcelona del lunes un poema que versionaba el Padrenuestro, del que ha dicho que fue una "'madrenuestra' que cantaba a la vida y a la libertad", y ha remarcado que no sólo apoya la independencia del acto, sino también su contenido.
"Desde el máximo respeto a las creencias de cada uno, quiero defender a la poetisa que, sin intención de ofender a nadie, utilizó 'la plegaria' como forma metafórica para recordar el poder creador de la 'madre' en contraste con la represión de una cultura patriarcal que aún hoy sufrimos", ha destacado en un apunte en las redes sociales recogido por Europa Press.
Ha dicho que el poema, recitado por la poetisa Dolors Miquel, señala "esa misma cultura machista que hace que dirigentes del PP no se escandalicen ni monten campañas por las decenas de mujeres asesinadas, las miles violadas y agredidas cada año por el simple hecho de ser mujer".
"NO ERA BLASFEMO"
Después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández, haya indicado que recitar el poema en los premios puede constituir delito, Colau le ha reprochado: "Señor Fernández Díaz, que lidera la indignación y pide dimisiones, el poema no era blasfemo. Ni siquiera hablaba de Dios o de la Iglesia. No pretendía ofender al cristianismo sino hacer hincapié en el derecho de la mujer a decidir sobre su vida y su cuerpo".
"Si es eso lo que le ofende, cuando nunca le hemos visto tan ofendido por agresiones machistas, ni desahucios, o preferentes, o la corrupción endémica de su propio partido, quizás sea porque lo que realmente le inquieta es que las mujeres perdamos el miedo", ha aseverado la alcaldesa.
"NADIE NOS VA A CALLAR"
Ha resaltado que Miquel fue "contratada bajo criterios artísticos por una dirección profesional e independiente y se expresó libremente, sin seguir ninguna consigna del Gobierno" municipal, y ha defendido que la cultura debe poder expresarse sin miedo a la censura ni al dirigismo político, en sus palabras.
La primera edil ha pedido a los ciudadanos que lean el poema entero si están sorprendidos con una polémica que cree que ha generado el PP, y ha zanjado: "Entérense bien, señores del PP: aquí estamos, y ni la ley mordaza ni nadie nos va a callar".