Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados por casos de bebés robados piden a Gallardón que "no les deje en el olvido" en el nuevo Estatuto de la Víctima

Los afectados por los casos de 'bebés robados' han pedido al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que incluya regulación específica para ellos en el nuevo Estatuto de la Víctima y "no les deje en el olvido".
La portavoz de la 'Plataforma de Afectados de Clínicas de toda España. Causa de niños robados', Mar Soriano, ha dirigido un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, recordando al ministro su intención de incluir a este colectivo en el Estatuto de la Víctima, cuyo proyecto de ley ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros.
La asociación se ha interesado por cómo afectará este texto a las familias de los 'bebés robados', después de que no haya recibido ninguna información por parte del departamento de Justicia a este respecto.
El Ministerio presentó esta pasada el texto a varios colectivos de víctimas, entre ellos de terrorismo, violencia de género o grandes catástrofes, pero no los afectados por las sustracciones de recién nacidos ocurrida durante la dictadura franquista hasta principios de los 90.
Con todo, la asociación ha emplazado al Gobierno a "no perder la oportunidad de que las familias afectadas por sustracción de bebes estén acompañadas con el resto de víctimas en el Estatuto de la Víctima". "Apelamos a sus conciencias, con el simple gesto de la voluntariedad y por tanto no dejarnos en el olvido", concluye Soriano.
El Gobierno ha aprobado este proyecto que constituye un catálogo de derechos procesales y extraprocesales para todas las víctimas de los delitos, aumenta su protección y les permite recurrir la libertad condicional, los permisos de salida o los beneficios penitenciarios en los casos más graves.