Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un barco de la Agencia Marítima Malasia traslada a los dos españoles rescatados hacia la isla de Borneo

Familiares y la cónsul española esperan su llegada para esta tarde
Un barco de la Agencia Marítima Malasia ha recogido este jueves a los dos españoles rescatados en alta mar por pescadores vietnamitas y los traslada hacia la isla de Borneo, donde les esperan familiares y la cónsul Meritxell Parayre.
A bordo del buque malasio KM Bistari viajan Marta Miguel, de 30 años, y David Hernández, de 29, junto a los dos compañeros de excursión con los que llevaban desaparecidos diez días, ha confirmado el director general de la agencia, Ahmad Puzi Ab Kahar, en la red social Twitter.
La pareja de españoles ha estado a la deriva desde su desaparición el pasado 2 de mayo y este jueves fueron encontrados por dos barcos de pescadores vietnamitas cerca del cayo Amboyna, una de las islas Spratly situadas en el mar de China Meridional, entre Vietnam y la isla de Borneo, parte de la cual pertenece a Malasia.
Junto a ellos también han aparecido sanos y salvos sus dos compañeros de excursión, el ciudadano chino Tommy Lam, dueño del resort en el que trabajaban los españoles, y la ciudadana malasia Armelia Ali Hassan.
OCHO HORAS DE TRAYECTO
En declaraciones a Europa Press, la hermana de David, Sandra Hernández, ha estimado que el trayecto hasta Borneo les puede llevar unas ocho horas, por lo que esta tarde (hora española) podrían llegar a puerto.
Aunque los dos españoles han podido enviar un mensaje de audio a sus familias confirmando que se encontraban bien, sus allegados nada más saben de cómo han conseguido sobrevivir estos diez días a la deriva.
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que ha agradecido a las autoridades malasias los esfuerzos desplegados para buscar a los cuatro desaparecidos, ha apuntado que las lluvias caídas en la zona en estos días les podían haber provisto de agua dulce para beber.