Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agentes de paisano detienen a Andrés Bódalo sin prestar resistencia y arropado por medio centenar de personas

Agentes de la Policía Nacional de paisano han detenido finalmente al concejal de Jaén en Común (JeC) en el Ayuntamiento de Jaén, Andrés Bódalo, para hacer así efectivo su ingreso en prisión después de que la Audiencia de Jaén le haya condenado a tres años y medio de cárcel por agredir al teniente alcalde del Ayuntamiento de Jódar en 2012 durante una protesta de jornaleros que reclamaban peonadas para acceder al subsidio agrario.
La detención se ha producido sobre las 10,35 horas de este miércoles, a las puertas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), en Jaén capital donde se viene desarrollando desde este martes una acampada indefinida por la libertad de Andrés Bódalo y que está siendo secundada por decenas de personas.
Al grito de 'Andrés, libertad' y cantando el himno de Andalucía por el más de medio centenar de personas allí presentes, Bódalo ha sido conducido sin esposas por agentes de paisano y de uniforme hasta un vehículo policial que le ha llevado a la Comisaría como paso previo a su entrada en prisión.
Sin prestar resistencia, tal y como había reiterado que haría, Bódalo ha entrado en coche policial mientras en el Portillo de San Jerónimo se han quedado decidiendo cuál será el próximo lugar donde se asentará la acampada que reclama la libertad de este sindicalista y concejal de Jaén en Común en el Ayuntamiento de Jaén.
Minutos antes de la detención, Bódalo ha reiterado a los medios su inocencia. "Que sepa todo el mundo que entro en la cárcel, pero lo haré como inocente porque yo no he agredido a nadie", ha dicho Bódalo.
Asimismo, ha agradecido a todas las personas que han mostrado su solidaridad y que le han apoyado durante todo este tiempo, en especial a su familia para la que ha tenido palabras de aliento. "Dejo a mi mujer, a mis tres hijos, a mi nieta y a mi madre con 80 años", ha dicho Bódalo con semblante serio ya esperando a que los agentes hicieran acto de presencia para detenerle.
Una pareja de agentes vestidos de paisano han sido los encargados de comunicarle la detención pasadas las 9,15 horas de este martes cuando se encontraba desayunando. Bódalo, según han informado a Europa Press desde el SAT, ha pedido a los agentes que le dieran una hora para despedirse de su familia y de sus hermanos que estaban al llegar antes de que se hiciera efectiva la detención y su trasladado a la Comisaría para el posterior ingreso en prisión.
La familia de Bódalo se ha acercado hasta la sede del sindicato para poder despedirse tras una noche en la que varias decenas de personas han acampado al aire libre junto a Andrá Bódalo.
Desde primera hora de este martes, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tenían en su poder la orden de detención, mientras un centenar de personas, entre los que se encontraba el propio Bódalo, iniciaban un campamento indefinido junto a la sede del SAT, en la capital jiennense.
Lo hacían tras descartar concentrarse frente a la Subdelegación del Gobierno como inicialmente estaba previsto para este martes puesto que no obtuvieron la autorización correspondiente al no haberla solicitado con el tiempo previsto de antelación que marca la ley.
En declaraciones a los medios de comunicación, Bódalo ha venido insistiendo en que no ingresaría voluntariamente porque era inocente y que no iba a renunciar a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Jaén.
La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén condenó en octubre del pasado año a Andrés Bódalo a tres años y medio de prisión y 1.800 euros de multa tras considerarlo culpable de un delito de atentado y una falta de lesiones. En el banquillo se sentaron Bódalo y otros 17 jornaleros acusados de agredir al entonces teniente de alcalde, el socialista Juan Ibarra.
Sólo Bódalo y otros tres jornaleros más fueron condenados por estos hechos. La pena más alta fue para Bódalo por reincidencia, mientras que otros tres condenados se saldaron con un año de cárcel y multas de 1.000 euros.
Tras la sentencia condenatoria, Bódalo anunció el recurso de apelación al Tribunal Supremo. Sin embargo, un error de la procuradora que presentó el recurso en tiempo y forma llevó al Supremo a devolver el expediente a la Audiencia de Jaén para que ejecutara la sentencia.
Aunque la defensa de Bódalo ha interpuesto un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por supuesta vulneración de los derechos fundamentales, esto no conseguido parar la ejecución de la sentencia.
La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén fijó para el 29 de marzo como fecha tope para su ingreso voluntario en prisión. Bódalo ha declinado esta posibilidad y ha optado por esperar a que lo detengan.
Paralelamente, la familia de Andrés Bódalo ya ha cursado la petición de indulto que ha avalado con más de 5.000 firmas, mientras que se siguen recogiendo adhesiones. Las últimas han sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los líderes nacionales de Podemos e Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, respectivamente.
También se han sumado, el alcalde de Cádiz, José María González, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto con la periodista Olga Rodríguez y el actor Alberto San Juan. Entre las adhesiones se encuentra también la de la coalición EH Bildu.