Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agrede al propietario de un bar en Gijón tras reprocharle la mala atención en un bautizo celebrado el año anterior

La Policía ha detenido a un hombre en Gijón tras haber agredido al propietario de un bar al que acusaba de la mala atención recibida en un bautizo celebrado en el local el año anterior.
El agresor fue arrestado en el barrio del Llano sobre las 2.50 horas del pasado día 9. Se trata de un joven de 28 años y está acusado de agredir a otro en el exterior de una sidrería tras haber mantenido una discusión previa.
La reyerta se inició en el interior del local entre el agredido y tres personas, dos hombres y una mujer, que le reprochaban asuntos sucedidos el año anterior, al parecer derivados de que el agredido regentaba un bar en el que los otros tres habían celebrado un bautizo.
Los reproches sobre la mala atención y el mal servicio durante la celebración fueron subiendo de tono hasta salir del establecimiento y llegar a golpearle. Uno de los agresores mostró una navaja para intimidarle. Los agentes detuvieron a esta persona y denunciaron a las otras dos que intervinieron en la discusión.
DETENIDO UN HOMBRE POR APUÑALAR A OTRO CERCA DE UN ALBERGUE
Por otro lado, agentes de la Policía Nacional han detenido en Gijón a un hombre acusado de agredir con un cuchillo a otro en las inmediaciones del Albergue Covadonga, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.
De acuerdo al relato policial, los agentes, sobre las 11.20 horas, acudieron a las inmediaciones del Albergue Covadonga donde habían herido a una persona. Los agentes asistieron a la víctima, que presentaba un corte en un costado y al que le aplicaron un vendaje oclusivo antes de la llegada de los servicios sanitarios.
Además, en el mismo lugar, una nave abandonada de la zona, localizaron al agresor oculto tras una cortina. Al arrestado, que contaba con numerosas detenciones por delitos violentos, le fue intervenido un puñal de pequeñas dimensiones y un cuchillo utilizado en la agresión.