Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultura licita las obras de la conexión de Santander a la Autovía del Agua

El presupuesto es de seis millones de euros, financiados en un 80% por el Ministerio y en el 20% restante por Cantabria
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España, ha licitado las obras de la conexión de la Autovía del Agua con Santander. El presupuesto de las obras asciende a seis millones de euros, que serán cofinanciados en un 80% por el Ministerio -a través de Fondos de Cohesión-, y en el 20% restante por el Gobierno de Cantabria.
Las obras de la conexión con Santander de la Autovía del Agua están incluidas en el convenio firmado la pasada semana por el MAGRAMA y el Gobierno de Cantabria para el desarrollo de infraestructuras de abastecimiento en la Comunidad Autónoma, un convenio rubricado por la directora general del Agua del Ministerio, Liana Ardiles, y por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego.
El convenio recoge la ejecución de tres proyectos: el tramo Cicero-Colindres de la Autovía del Agua, la conexión con Santander y tramo San Salvador de Heras-Camargo -conexión del depósito de Camargo con la Autovía del Agua-.
La conexión con Santander de la Autovía del Agua consiste en la construcción de una nueva arteria general de abastecimiento a Santander desde la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) del Tojo, en cuyas inmediaciones se dispondrá una arqueta que permita la conexión entre la Autovía del Agua y el sistema de abastecimiento de agua a Santander.
Según informa el Ministerio en nota de prensa, esta conexión dotará de una "gran flexibilidad" a ambos sistemas, que podrán interactuar "a demanda", en función de las necesidades particulares de cada sistema. La nueva arteria tendrá aproximadamente cuatro kilómetros de longitud, se ha proyectado en tubería de fundición dúctil DN900, y sustituirá a las antiguas conducciones de la antigua "traída de aguas" de Santander, que por su antigüedad necesitan ser renovadas.