Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre dice a Barbero que no hay "escraches buenos y malos" y que fue Podemos quien los puso "de moda"

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha condenado este miércoles todos los 'escraches' y ha señalado al delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, que no se puede distinguir entre los "escraches buenos y malos", destacando, además, que fue Podemos quien los puso "de moda".
En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, la expresidenta del PP madrileño se ha pronunciado sobre el incidente que tuvo Barbero ayer con unos 300 policías municipales que se estaban manifestando en la Plaza de la Villa y que le obligaron a tener que 'refugiarse' en un bar.
"No hay escraches buenos y malos, todos son malos porque son acoso y que no nos vengan a decir que como tiene la puerta del despacho abierta el suyo es malo", ha indicado Aguirre, que ha recordado el que sufrió la vicepresidenta de Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando fueron a su casa y estaba con un "niño pequeño".
Eso, en su opinión, es un "acoso, una incitación al odio", en definitiva, "un delito". "Con Barbero, al que respeto mucho, estoy en desacuerdo si es que le han acosado, porque no se puede distinguir escraches buenos y malos según se tenga abierta o no la puerta del despacho", ha dicho.
En este punto, Esperanza Aguirre ha indicado que a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también se lo hicieron cuando iba por Malasaña, cerca de su casa. "Condeno todos los escraches, pero él ha dicho que el suyo no (lo fue). Cómo que no, si es lo que pusieron ellos, Podemos, de moda", ha sentenciado.