Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre y Botella coinciden esta tarde por primera vez tras el incidente con los agentes de movilidad

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella, coincidirán esta tarde por primera vez tras el incidente protagonizado por la primera tras la multa impuesta por unos agentes de movilidad después de estacionar en el carril bus de Gran Vía.
Lo harán esta tarde en el mitin que compartirán desde las 18 horas en Casa de Vacas, en pleno parque del Retiro, junto con el vicepresidente del Citizen of European the Development of Bulgaria, Tseveta Tzsevetanov.
Será la primera vez que se encuentren, cara a cara, tras el incidente "desproporcionado", como lo definió Aguirre, ya que ayer la alcaldesa no acudió al Comité de Dirección del PP de Madrid. Fue la propia presidenta del PP madrileño la que explicó que horas después del incidente, ya por la noche, habló telefónicamente con Botella.
Un día después de los hechos, la primera edil afirmaba a su llegada a la Intermunicipal del PP en Valencia que la ley "es igual para todods", frase que ha matizado la propia Aguirre echando mano de unas declaraciones del socialista Joaquín Leguina: "todos somos iguales ante la ley pero no ante los medios de comunicación".
Aguirre circunscribió ayer a su "vida privada" lo relacionado con la multa del pasado jueves, tildando lo ocurrido de "desproporcionado", como si no hubiera otros problemas en el país "como (Jesús) Eguiguren" o "los seis millones de parados".
También afirmó que entiende que no se le apoye en los "errores", en todo caso en los aciertos. "En los errores no espero que me respalde nadie", declaró ayer en rueda de prensa.