Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre cree que "va siendo hora" de que un juez en España impute a Pujol, investigado en Liechtenstein por blanqueo

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha lanzado este miércoles que "va siendo hora" de que un juez en España "impute" a Jordi Pujol después de conocerse que la Justicia de Liechtenstein está investigando por blanqueo la fortuna oculta de la familia.
"Es una vergüenza el asunto de las presuntas corrupciones de la familia Pujol. A ver si hay un juez que le impute, que va siendo hora", ha declarado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press. A eso ha añadido que al político catalán le está investigando Liechtenstein cuando "en España no está imputado". "Hay que hacer algo en ese sentido", ha defendido.
En cuanto a la consulta soberanista, Aguirre ha destacado que desconoce la salida que utilizará el presidente catalán, Artur Mas, "cuando ha comprendido que lo que quería hacer era una ilegalidad y que convertiría a Cataluña en una república bananera", para añadir que siempre le ha creído al afirmar que "nunca haría nada ilegal".
En este sentido, la madrileña ha opinado que en Cataluña "se ha inoculado un virus que ahora se plasma en el 'Espanya ens roba' y que es falso". Entre sus causas ha señalado la educación, que "durante 30 años ha contado una historia nacionalista que en gran parte de lo que dice es falso", por ejemplo que "Franco estuviera contra los contra los catalanes y que la Guerra de Sucesión en España fuera una guerra de secesión".
Esa educación se ha fortalecido con unos medios de comunicación con "fortísimas subvenciones de la Generalitat", en los que "es difícil mantener la postura de decir que se es español y catalán. Después de recordar sus raíces catalanas --su tercer apellido es Borrell--, también ha tenido reproches para los partidos de la derecha, que "no han sido capaces de presentar una opción liberal", y de izquierda, quienes creyeron que "ser nacionalistas iba a dar más réditos que ser marxistas-leninistas".