Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre coloca a Lamela en el consejo de administración de Caja Madrid

Esperanza Aguirre se justifica con la crisis económica. Video: Atlastelecinco.es
Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, niega que la salida de su Gobierno de Manuel Lamela y Alfredo Prada, hasta ahora dos de sus hombres fuertes, se deba a la integración de ambos en la nueva dirección nacional del PP. La presidenta regional le ha ofrecido al hasta ahora consejero de Transportes deja el Ejecutivo un puesto en el consejo de administración de Caja Madrid y Prada le ha pedido a Aguirre no incorporarse a ninguna institución publica madrileña.
Esperanza Aguirre insiste en que su decisión de renovar su Gobierno atiende únicamente a circunstancias económicas y burocráticas y nada tiene que ver con el acercamiento de Manuel Lamela y Alfredo Prada al reelegido líder del PP, Mariano Rajoy.
Manuel Lamela, que con Aguirre al frente de la Comunidad ha sido Consejero de Sanidad primero y luego de Tranportes, podría ocupar un puesto en el consejo de administración de Caja Madrid. La presidenta regional le ha ofrecido a Lamela este cargo, aunque todavía no ha recibido respuesta del ya ex consejero.
Alfredo Prada, hasta ahora consejero de Justicia y Administración Pública, no ha querido incorporarse a ninguna institución publica de la comunidad de Madrid, ha asegurado la Presidenta madrileña.
Aguirre ha justificado la remodelación de su Gobierno con la necesidad de afrontar la crisis económica, "siempre dentro de las competencias autonómicas". "Soy plenamente consciente de que las decisiones fundamentales en economía corresponden al Gobierno de la nación, pero también soy consciente de que Gobierno está siendo incapaz" de solucionar los problemas, ha sentenciado la presidenta madrileña.
Aguirre ha reducido el número de Consejerías para ahorrar, -"al igual que he hecho al congelar los salarios de los altos cargos públicos" ha dicho la presidenta- y ha acumulado más competencias en las mismas manos "para agilizar decisiones".