Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre acusa a los agentes de "mentir" con "prepotencia y machismo"

Los dos agentes de movilidad que multaron a Aguirre han presentado una denuncia ante la Policía Nacional por desobediencia a la autoridad, mientras que uno de ellos ha tenido que ser atendido en una mutua médica debido al ataque de ansiedad que ha sufrido tras la persecución. La presidenta del PP de Madrid ha asegurado que estudiará con sus abogados si denuncia por una posible "retención ilegal" a los agentes, a quienes acusa de "mentir" con "prepotencia y machismo".

Los agentes de movilidad de Madrid implicados en el altercado con Esperanza Aguirre han denunciado a la presidenta del PP madrileño por desobediencia a la autoridad. A la salida de la comisaría han asegurado que les han puesto multitud de trabas para formalizarla, "ni siquiera querían dar copia del atestado a los compañeros", explica un portavoz, que espera que "la justicia ponga a cada uno en su sitio".
Por su parte, Aguirre, que ha seguido dando su versión en diversos medios de comunicación tras ser multada en la Gran Vía cuando conducía su coche, ha explicado que se detuvo en el carril bus al ver que se había parado delante un taxi y pensando que le daría tiempo a sacar dinero de un cajero automático, "con tan mala suerte" que ha sido sancionada por un agente.
En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha asegurado que "nada de lo que dice el parte" de su multa y posterior fuga es verdad. Según ella, decidió abandonar la zona después de ser multada y tras exponerle al agente de Movilidad que no quería copia de la denuncia.
"QUERÍAN MI FOTO CON SIETE AGENTES"
La expresidenta de la Comunidad de Madrid se ha mostrado molesta porque tenía prisa, le había dicho al agente que "tenía mucha razón" y porque llevaba retenida entre 15 y 20 minutos. "Querían mi foto con siete agentes", ha dicho antes de acusar a éstos de haber actuado con "mentiras, prepotencia y machismo".
Aguirre ha asegurado que es "la más respetuosa con la Policía", pero ha cuestionado las actuaciones de los agentes de Movilidad del Ayuntamiento --"habría que preguntar a los madrileños por su opinión", ha dicho-- y, por este motivo, ha señalado que "a lo mejor" denuncia a dichos agentes por posible "retención ilegal".