Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aitor Esteban destaca que hablarán "con todo el mundo" ya que podría haber una "mayoría condicionada" por el PNV

El diputado electo por Bizkaia del PNV Aitor Esteban ha destacado que hablarán "con todo el mundo", ya que "podría haber una nueva mayoría condicionada" por la formación jeltzale en el Estado.
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Esteban ha valorado los resultados electorales de este domingo en los que su formación consiguió cinco diputados tras ser superados por la coalición Unidos Podemos.
Tras reconocer que la formación jeltzale está "muy satisfecha" con los resultados, ha valorado que cuentan con una militancia "fiel". "Siempre estamos ahí manteniendo el grupo parlamentario, aunque estas elecciones han sido más complicadas porque el voto se ha polarizado más", ha indicado.
Por otro lado, ha afirmado que el PNV ha "disminuido la diferencia que teníamos con la suma entre Podemos e Izquierda Unido" y se ha quedado a 3.700 votos de obtener el sexto representante. "Tenemos grupo parlamentario y vamos a ver qué sucede", ha incidido.
De este modo, ha subrayado que el PNV aguardará los "movimientos" de los cuatro grandes partidos del Estado y ha asegurado que "podría haber una nueva mayoría condicionada por el PNV", por lo que los jeltzales explorarán "las posibilidades, aunque es muy prematuro".
"Pablo Iglesias se había empeñado mucho en convocar nuevas elecciones para ver si conseguía el sorpasso y se ha pegado un castañazo de campeonato. No han avanzado en escaños y ha debilitado el bloque de izquierdas. En ese sentido ha sido estratégicamente un desastre", ha expresado.
Tras incidir en que "las relaciones personales entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez están muy deterioradas", ha valorado que si ambos partidos quieren gobernar "tendrán que contar con nacionalistas catalanes y vascos y hacer un planteamiento inteligente hacia estas dos naciones".
"Un gran peso de la balanza depende de la dirección que tome el PSOE; si opta por una opción de izquierdas o se hace a un lado pensando en que en cada decisión que se tome en el Congreso pueden ser decisivos y tener un gobierno de Rajoy bailando a sus designios", ha manifestado.
De cara a la configuración de una mayoría ha abogado por aguardar a ver qué posición asume cada grupo político, ya que "el bloque de izquierdas está más debilitado en número que antes pero tienen una opción con los nacionalistas". "¿Serán capaces de eso? No lo sé", ha reconocido.
Por otro lado, ha afirmado que "con los números" que tiene Mariano Rajoy va a tener que" negociar con unos y otros para sacar los temas adelante si quiere ser presidente del gobierno".
"Vamos a hablar con todo el mundo. Hay que ver el panorama completo que se dibuja y, a partir de ahí, moverse. Es importante ver el posicionamiento de los cuatro partidos", ha finalizado.