Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez Alaya rechaza citar a declarar como testigo a Gaspar Zarrías dada su condición de 'preimputado'

La instructora 'corrige' su exposición razonada para hacer constar que Mar Moreno es senadora desde septiembre de 2013
La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares ha rechazado la petición realizada por la acusación que ejerce Manos Limpias para que llamara a declarar en calidad de testigo al exconsejero de Presidencia y actual diputado socialista en el Congreso Gaspar Zarrías.
En una providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez Mercedes Alaya pone de manifiesto que "no ha lugar la declaración testifical" de Zarrías a la vista del auto dictado contra éste el pasado 4 de septiembre "en el que se acuerda instruirle del contenido del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal".
El pasado 4 de septiembre, después de elevar la exposición razonada al Tribunal Supremo en la que señalaba a nueve personas aforadas, la magistrada Mercedes Alaya acordó comunicar por medio de un auto a los exconsejeros Gaspar Zarrías y Mar Moreno la existencia del procedimiento, "en calidad de imputados", a tenor del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, así como el contenido de la exposición razonada.
Manos Limpias, en un escrito consultado por Europa Press, pidió a la juez la citación de Zarrías a raíz de la declaración del exabogado de José María Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos, en la que aseguró que el empresario se refiría a Zarrías como "el virrey de Andalucía" y después de la investigación de la Guardia Civil sobre la relación entre el 'conseguidor' y exsindicalista de UGT Juan Lanzas y Zarrías, en la que, a su juicio, "queda constatada la responsabilidad" del dirigente socialista.
En su opinión, "la acusación y los testimonios aportados por Joaquín Yvancos han resultado completamente fidedignos y han logrado imputar a todos los miembros varones de la familia Ruiz-Mateos" por parte de la juez Alaya, por lo que considera que "también es cierto lo dicho por Joaquín Yvancos sobre Gaspar Zarrías".
MAR MORENO
Por todo ello, Manos Limpias presentó un escrito reclamando la declaración de Zarrías en el que se hacía eco de declaraciones de Yvancos que, a su juicio, acreditan una "intensa relación entre Zarrías y los Ruiz Mateos", como las relativas a "varias comidas" entre el exconsejero de la Junta y el empresario jerezano y sus hijos.
De otro lado, la juez ha dictado una segunda providencia, consultada por Europa Press, en la que señala que, "habiéndose informado por el Parlamento de Andalucía" que Mar Moreno "adquirió la condición de senadora con fecha 12 de septiembre de 2013, procede poner dicha circunstancia en conocimiento del Tribunal Supremo como anexo a la exposición razonada de 31 de julio, ya que en la misma se hacía constar que la referida ostentaba la condición de parlamentaria andaluza".
La instructora, al hilo de ello, indica que "no constando en las actuaciones el domicilio ni datos de filiación alguno de Mar Moreno, oficíese a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil a fin de que se proceda a informar a este Juzgado".