Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alaya abre el proceso de embargo contra el exdirector de Mercasevilla y seis hijos de Ruiz-Mateos

El juzgado que investiga los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares ha iniciado el proceso de embargo contra el exdirector general de Mercasevilla Fernando Mellet y contra seis hijos del empresario jerezano José María Ruiz-Mateos y les ha concedido un plazo de diez días para que designen bienes a embargar a fin de cubrir las millonarias fianzas de responsabilidad civil euros que les impuso la magistrada Mercedes Alaya.
En una diligencia dictada el pasado 30 de septiembre, a la que ha tenido acceso Europa Press, la secretaria del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla da diez días de plazo a Pablo, Francisco, Álvaro, José María, Alfonso y Zoilo Ruiz-Mateos a fin de que designen bienes a embargar para cubrir la fianza civil de 8.783.898,15 euros que la juez les impuso de manera solidaria a todos ellos.
Además de la fianza civil referida, la magistrada declaró la responsabilidad civil subsidiaria de Zoilo Ruiz Mateos S.L., Dhul, Complejo Bodeguero Bellavista y Hotel Cervantes.
Asimismo, y en una segunda diligencia, consultada por Europa Press, la secretaria da el mismo plazo temporal a Mellet, a quien impuso una fianza civil de 1.650.000 de euros en un auto donde declaró la responsabilidad civil subsidiaria de Mercasevilla, y al exsecretario de Política Municipal del PSOE en Baeza (Jaén) y exsecretario de Administración de UGT en Sevilla Antonio Garrido Santoyo.
La juez impuso a este último una fianza civil de 12.359,20 euros después de ser uno de los primeros 'intrusos' hallados en la investigación, por su prejubilación en el ERE de 2007 de Mercasevilla pese a que no formaba parte de su plantilla.
La secretaria señala en el escrito que ya "ha transcurrido el plazo concedido" a todos ellos para asegurar las anteriores cantidades "sin haberse hecho efectiva ni señalado bienes", por lo que les da un plazo de diez días para que designen los bienes de su propiedad "en los que pidan que se trabe embargo, por las cantidades mencionadas, con expresión en su caso de las cargas y gravámenes".
En el caso de inmuebles, la secretaria solicita a los imputados que digan "si están ocupados" y, en ese caso, "por qué personas y con qué título". La secretaria advierte de que, si en este plazo, ninguno de los imputados mencionados designaran bienes a embargar, "se procederá a la búsqueda integral de bienes sobre los que trabar embargo".
EL CASO DE FERNANDO MELLET
Cabe recordar que Fernando Mellet, imputado por las irregularidades en los ERE de Mercasevilla de 2003 y 2007, compareció ante la magistrada el pasado 23 de abril y se acogió a su derecho constitucional a no declarar después de que la juez le imputara seis presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, falsedad en documento público, asociación ilícita y blanqueo de capitales.
A la hora de fijar la fianza civil de Mellet, la magistrada tuvo en cuenta las cantidades que, a través de su actuación como director general de Mercasevilla, abonó la Junta "irregularmente" por el ERE de 2003, y que según el desplegable del IFA/IDEA alcanzaría los 4.125.000 euros.
La juez argumenta que, "a fin de cuantificar las posibles responsabilidades pecuniarias de Mellet, se fija para éste en el 30 por ciento del importe de la cantidad" referida, de lo cual resulta 1.237.000 euros, cantidad a la que suma el tercio legal previsto.
LA IMPUTACIÓN
Alaya considera que, el 3 de octubre de 2003, Mellet solicitó ante la Delegación Provincial de Empleo la autorización para la extinción de 74 trabajadores de un total de 184 fijos, "aludiendo a causas organizativas y económicas", dando lugar dicha petición al ERE de 2003.
Esta petición, según Alaya, iba acompañada del acuerdo suscrito con los trabajadores, en el que se incluía la reducción no traumática de trabajadores fijos mediante un plan anticipado de prejubilación suscrito con Vitalia que acogiese a los trabajadores de edades comprendidas entre los 50 y los 64 años a fecha de 31 de diciembre de 2003.
Según la juez, Mellet habría suscrito en nombre de la sociedad mixta los boletines de adhesión de los trabajadores acogidos al plan de prejubilación, "entre los que se incluirían a tres trabajadores que no cumplían los requisitos para la prejubilación".
"CONNIVENCIA" CON LANZAS
"Tras el éxito de este primer expediente, y en connivencia con Juan Lanzas", Mellet solicitó en 2005 un nuevo ERE extintivo que afectaría a 60 trabajadores, "fundando su solicitud en idénticos motivos al ERE de 2003", siendo autorizado el ERE por el entonces delegado de Empleo, Antonio Rivas, el 17 de mayo de 2007 "por las mismas causas económicas y organizativas que en el ERE de 2003".
Dicha autorización se produjo "no habiendo apreciado dolo, fraude ni la menor irregularidad en este segundo expediente pese a que la causa alegada en el primero fuera una sobredimensión de la plantilla y que los gatos de explotación de personal superaban el 71 por ciento de la cuenta de explotación de la empresa, y a 2005, cuando se solicitó el segundo ERE, se había contratado prácticamente el mismo número de trabajadores que en el primero habían sido despedidos y los gastos de explotación seguían superando el 71 por ciento".
La juez asevera que "a pesar de no existir protocolo de colaboración ni convenio que lo articule, la póliza firmada" en 2007 por Mellet en nombre del merca "contiene expresa mención a que la Junta abonará la mayor parte de las primas, como ocurriera con la póliza anterior", de manera que, "aprovechando esta circunstancia, Mellet incluiría en el ERE de 2007 a cuatro trabajadores que no eran de Mercasevilla, sino de su fundación", entidades ambas "independientes".
EL 'INTRUSO'
De igual modo, "puesto de común acuerdo con Lanzas y a sabiendas de su injusticia", Mellet introduciría en la póliza de rentas para la prejubilación de los trabajadores "a una persona ajena a Mercasevilla y del entorno de Lanzas", como es Antonio Garrido Santoyo.
La juez añade que el propio Lanzas "intentó incluirse en la póliza como una de las formas que tenía de cobrar las elevadas cantidades que percibía por su intermediación, y aunque Mellet se negara a firmar el boletín de adhesión, ello indiciariamente no sería por considerarlo ilegal, pues no había puesto reparo alguno a la inclusión de Santoyo, sino por temor a ver directamente asociado el nombre de Lanzas con Mercasevilla".
Finalmente, Vitalia hizo a Lanzas una póliza individual y su exclusión de la póliza suscrita con Mercasevilla "no rebajó la prima a pagar por la Junta y supuso que se incrementaran las comisiones a recibir por Vitalia, quien con cargo a estas sobrecomisiones abonaría la póliza individual que hizo a Lanzas por importe superior a 13.000 euros".
"CONTINUO FLUJO DE INTERCAMBIO DE FAVORES"
Alaya acusa también a Mellet de haber abonado los servicios del comercial de Vitalia Francisco José González y de Lanzas "con cargo a los fondos de Mercasevilla", agregando que Lanzas habría facturado a través de Maginae Solutions, empresa de su cuñado Ismael Sierra, una serie de servicios por un total de 166.048 euros, "justificándolos como actuaciones para la mejora de la plantilla y servicios de asesoramiento, cuanto realmente irían encaminados a satisfacer la comisión de Lanzas en el ERE de 2007".
Finalmente, Lanzas percibió por sus mediación en los ERE de Mercasevilla un total de 492.655 euros.
La juez asevera que, "en este continuo flujo de intercambio de favores", Mellet "conseguiría que la empresa del grupo empresarial vinculado a Lanzas 'Al Andalus Mass Media Channel' contratara" al exconcejal del Ayuntamiento hispalense José Antonio García, quien habría percibido 9.321 euros.