Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alaya admite ya que "no existe un riesgo de fuga relevante" por parte de Lanzas y los otros dos encarcelados

La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares tramitados por la Junta de Andalucía rebajó el pasado 31 de julio las fianzas impuestas a las tres personas actualmente encarceladas, como son el 'conseguidor' de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas y los exdirectivos de Vitalia Eduardo Pascual y María Vaqué, al admitir que "no existe un riesgo de fuga relevante".
En sendos autos, consultados por Europa Press, la magistrada Mercedes Alaya rebaja de 600.000 a 450.000 euros la fianza impuesta para poder eludir la prisión a los exdirectivos de Vitalia y de 450.000 a 300.000 euros la impuesta a Juan Lanzas, todos los cuales llevan en prisión desde el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil desarrolló la denominada operación 'Heracles'.
En el auto relativo a Lanzas, la juez de Instrucción número 6 de Sevilla comienza recordando que la Sección Séptima de la Audiencia Provincial revocó parcialmente el auto de prisión dictado en el marco de la operación 'Heracles' y dejó en libertad bajo fianza de 450.000 euros a Juan Lanzas, actualmente en la cárcel de Sevilla-I.
La magistrada argumenta que "visto el tiempo transcurrido desde el dictado" del auto en el que lo mandó a prisión y del auto de la Audiencia que revocó parcialmente esta decisión "sin que el imputado haya podido reunir la fianza impuesta, debe deducirse que la misma resulta inasequible para el referido inculpado".
PROHIBICIÓN "ABSOLUTA" DE SALIR DE ESPAÑA
Esta circunstancia, unida al hecho de que "no existe un riesgo de fuga relevante", lleva a la juez a rebajar la fianza impuesta a 300.000 euros, advirtiéndole de que, en caso de que consignara dicha cantidad, estaría vigente la prohibición "absoluta" de salir de España, por lo que debería entregar "inmediatamente" el pasaporte y el DNI.
El riesgo de fuga, junto a la gravedad de los delitos imputados, principalmente, fueron algunos de los motivos que llevaron a la juez a decretar en su día la prisión para los tres encausados referidos.
Lanzas fue una de las siete personas a las que la juez Alaya mandó a prisión --de las que sólo quedan en la cárcel tres-- dentro de la operación 'Heracles' por la que la Guardia Civil investiga el supuesto cobro de 'sobrecomisiones' por parte de las mediadoras que gestionaron las pólizas de prejubilación relacionadas con los expedientes de regulación de empleo.
En los autos relativos a los exdirectivos de Vitalia Eduardo Pascual y María Vaqué, la juez Alaya utiliza los mismos argumentos que en el caso del 'conseguidor' de los ERE y acuerda rebajar las respectivas fianzas de los 600.000 euros fijados por la Audiencia Provincial a 450.000 euros, todo ello porque "no existe un riesgo de fuga relevante" y también "visto el tiempo transcurrido" sin que hayan podido reunir la fianza.
116 IMPUTADOS
Hasta el momento, ninguno de los tres encarcelados ha podido reunir el dinero suficiente para poder abandonar la cárcel, según han apuntado las mismas fuentes consultadas, quienes han destacado que Lanzas, Vaqué y Pascual son los único imputados, de los 116 que acumula la causa hasta el momento, que continúan en prisión actualmente.