Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albert Rivera negociará los PGE para 2018, pero mantendrá sus exigencias de regeneración e impulsará una reforma laboral

Incluye entre sus prioridades para otoño la de limitación de mandatos, la reforma de la Fiscalía y la regulación de los vientres de alquiler
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha mostrado este viernes su disposición a negociar con el Gobierno los Presupuestos para 2018, pero ha dejado claro que mantendrá sus exigencias de regeneración democrática y que, entre sus prioridades para el próximo periodo de sesiones, incluirá una reforma laboral que ponga fin a los "parches" que, desde su punto de vista, han ido poniendo el PP y el PSOE, en esta materia durante sus sucesivos gobiernos.
Así lo ha explicado Rivera en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso para hacer balance de la actividad parlamentaria de los últimos meses, de la que ha destacado los logros de la formación naranja: aprobación de la ley de autónomos, tramitación de la ley de morosidad y freno a la subida de impuestos, entre otros.
Rivera ha sacado pecho por haber conseguido imprimir un "giro social y económico" a los Presupuestos de 2017 y ha explicado que seguirá la misma línea durante la negociación de la cuentas públicas para año que viene para las que, ha recordado, el Gobierno se abrió a una bajada de impuestos para las rentas más bajas.
NO HAY EXCUSAS
Pero, además de reclamar el cumplimiento de ese compromiso, Ciudadanos negociará otras partidas sociales y económicas "dentro del corsé" fijado en el techo de gasto que apoyó el partido naranja y la senda de déficit marcada por Bruselas. "Si el crecimiento económico va mejor de lo que se espera y hay menos paro, no hay excusas para no cumplir el pacto de investidura", ha avisado.
Además, entre sus prioridades para el otoño ha incluido una reforma laboral destinada a frenar la precariedad y establecer un marco laboral flexible, "moderno y europeo", con la incorporación del denominado contrato único.
"Si das estabilidad se pueden pelear cambios y para hacer cambios necesitas estabilidad", ha sentenciado Rivera, recalcando que Ciudadanos ha actuado "sin complejos", buscando acuerdos con todos para poder mejorar la vida de los ciudadanos a través de políticas "útiles" y no planteando "mociones de censura cada cuarto de hora".
FIN DE LOS AFORAMIENTOS
Pero también ha subrayado que negociar los Presupuestos y apoyarlos si lo ve pertinente no llevará a su partido a renunciar a sus exigencias de regeneración democrática, una materia en la que, ha enfatizado, el Gobierno sigue "suspendiendo" y "remoloneando".
Por eso, entre los asuntos que quieren impulsar en otoño ha mencionado la ley de limitación de mandatos del presidente del Gobierno y la reforma de la Fiscalía, para contribuir a despolitizar la Justicia, con la elección del fiscal general del Estado por una mayoría cualificada del Congreso.
También ha remarcado la necesidad de suprimir los aforamientos políticos, para lo que ha vuelto a apelar a PSOE y Unidos Podemos, y de avanzar en la reforma de la Ley Electoral, para hacerla más proporcional, suprimir el voto rogar e introducir listas abiertas.
En el ámbito social, Rivera ha avanzado que su intención también es llevar al Pleno en otoño para que arranque su tramitación su propuesta legislativa para regular los vientres de alquiler.