Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Fabra afirma que hará "todo lo posible" para que las grandes retribuciones a directivos dejen de existir

El persidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha apuntado este jueves que el control de las grandes retribuciones que perciben los directivos de las Cajas de Ahorro "la tienen que tomar los Consejos de Administración", aunque ha matizado que hará "todo lo posible" para que "dejen de existir" porque son un "insulto".
Fabra, tras presidir la apertura de la I Jornada de Comunicación de Resultados del Programa Escarval, ha respondido así preguntado por si el Gobierno valenciano adoptará alguna medida para que los consejeros designados por los partidos políticos en los Consejos de Administración eviten que se aprueben estos crecimientos de suelos de los directivos.
Al respecto, ha señalado que es "una decisión que la tienen que tomar los Consejos de Administración", pero "desde luego lo que no entendemos nadie son esas cantidades en unos momentos donde la situación económica es tan complicada".
De hecho, ha abogado porque ese control de retribuciones no se produzca sólo en las Cajas sino también otros sectores en los que "las cantidades que se barajan son impensables para el resto de los ciudadanos".
Así, ha subrayado: "estamos inmersos en una situación en la que sobre todo debe primar el sentido común y habiendo tantas personas en el paro, que no tienen ningún ingreso para sus familias, hablar de esas cantidades es un insulto a la inteligencia de las personas".
Por ello, ha garantizado que van a hacer "todo lo posible" para que esas cifras que se está dando y que "afectan a ciertas personas que no sabemos muy bien si se lo han ganado o no dejen de existir".