Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Garzón lamenta el acuerdo de Cataluña

Alberto Garzón@iunida

El candidato de IU en las elecciones del pasado 20 de diciembre, Alberto Garzón, ha mostrado su rechazo al acuerdo alcanzado por Junts pel Sí y la CUP en Cataluña para la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat y ha asegurado que IU "nunca apoyaría a un presidente de derechas".

"Para nosotros siempre va a ser una mala noticia que alguien de un partido político de derechas tome decisiones sobre cuestiones políticas y presupuestarias", ha dicho Garzón en declaraciones a los medios poco después del anuncio de acuerdo en Cataluña que evita la convocatoria de nuevas elecciones.
A su juicio, este acuerdo implicará que Artur Mas sea quien siga tomando las decisiones, aunque el presidente sea otra persona de Convergencia. Y, según ha lamentado, esto implicará que "se van a perpetuar las políticas de recortes y contra las clases populares".
En cuanto a la posición de la CUP, Garzón se ha limitado a mostrar su "respeto" por sus decisiones. "Siempre hemos considerado a la CUP una fuerza honesta a la hora de enfrentar determinados retos", ha reconocido, subrayando sin embargo sus diferencias en algunos aspectos, sobre todo la independencia de Cataluña. En cualquier caso, ha dejado claro que "desde IU nunca se contemplaría la posibilidad de apoyar a una persona un partido de derechas para que gobierne la Generalitat".
Garzón ha relacionado esta situación con la generada en España tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre y ha defendido la necesidad de que no haya nuevas elecciones. A su juicio, ahora que hay una mayoría parlamentaria que puede revertir las políticas del PP, "habría que aprovechar la oportunidad".
Por ello, IU hara "todo lo posible" para que no haya nuevas elecciones. "Facilitaremos el diálogo para un acuerdo desde el programa y pensemos en la sociedad y el país", ha asegurado insistiendo en la necesidad de un gobierno de izquierdas con una fuerte "agenda social".