Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albiol (PP) forzará al Gobierno catalán a votar si acata la decisión del TC de suspender Exteriores

"No va a servir decir que sí pero que no, cambiarle el nombre y demás", apunta
El presidente del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, ha anunciado que su grupo presentará una propuesta en el pleno de esta semana para que se vote en el Parlament el acatamiento de la resolución del TC que suspende la Conselleria de Exteriores de la Generalitat, y que en caso de que el grupo de JxSí y, en concreto el presidente del Govern, Carles Puigdemont, vote en contra, podría conllevar consecuencias judiciales.
En rueda de prensa este lunes, ha explicado que con esa propuesta pretenden terminar con las "ambigüedades y las medias tintas" que considera que han tenido hasta la fecha los representantes del Govern a ese respecto.
"No va a servir decir que sí pero que no, cambiarle el nombre y demás, porque de JxSí se tendrá que pronunciar con una votación para ver si piensan que tienen que acatar una decisión que ha tomado el TC contra la Conselleria", ha dicho y ha augurado que al margen de las consecuencias políticas que tiene su votación, también tendrá judiciales.
Ha adelantado que sea cual sea la votación, su grupo la trasladará la Gobierno y, "si conviene, a los órganos judiciales".
"ESCÁNDALO" INTERNACIONAL
"Sería un escándalo de magnitudes inimaginables que el Govern vote en contra de la resolución de un tribunal", ha dicho, y ha vaticinado que la repercusión sería internacional, porque desde otros países se estaría viendo cómo Catalunya no respeta ni la democracia ni el Estado de derecho, que cree que se pondría en riesgo.
La propuesta que presentarán incluirá dos puntos "muy concretos, muy detallados, que no son interpretables" y hacen referencia explícitamente al acatamiento de la resolución.
PEDRO SÁNCHEZ
Sobre la reunión que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantendrá con Puigdemont, ha dicho que no le parece "mal" que dos dirigentes se reúnan y revisen la actualidad incluso desde la discrepancia.
"Lo que me preocupa es que haga pública una cosa y después haga otra", ha dicho en referencia al referéndum sobre la independencia de Catalunya, sobre el que Sánchez se ha posicionado en contra, una postura en virtud de la cual mantiene un pacto con C's.
A ese respecto, en respuesta a los periodistas, ha recogido las declaraciones de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet y dirigente socialista, Núria Parlón, favorables al derecho a decidir, y ha sostenido que en ellas se entrevé "la clara voluntad de lo que quieren la inmensa mayoría de los dirigentes del PSC que nada tiene que ver con lo que quieren votantes".
Albiol entiende que, más allá de que al PSC y a su primer secretario, Miquel Iceta, "les toque jugar a una teórica clara defensa de la unidad de España, desde el punto de vista del sentimiento y la voluntad política están más cerca de CDC y de ERC que del PP".
"Parlón pone en evidencia el PSC es un partido acomplejado en la defensa de Catalunya dentro de España", ha rerochado y ha insistido que defiende en el fondo un referéndum de autodeterminación.