Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcalde de Bilbao: "2013 será tremendo y va a hacer falta gente de hierro y acero para aguantar la que nos viene"

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha pedido ayuda a la Virgen de Begoña, con motivo de la festividad de la Virgen, ya que, según ha dicho, aunque haya gente que no le hace caso, el año 2013 "será tremendo, tendremos que hacer muchos esfuerzos, muchos sacrificios y va a hacer falta gente de hierro y de acero para aguantar la que nos viene".
Tras acudir, junto a la corporación municipal a la misa que ha tenido lugar en la Basílica Nuestra Señora de Begoña, Azkuna ha manifestado que "los que somos creyentes, seguimos creyendo que nos puede echar una mano y falta nos hará". "No sólo los políticos, toda la sociedad va a tener que hacer un esfuerzo tremendo", ha agregado.
Por otra parte, ha insistido en reclamar la paz. "La paz siempre, nos hace falta, ya es hora de que tengamos la paz, de que se dejen de bromas, de que ETA desaparezca, de que este país nos podamos regir por lo que se rige todo país democrático, por unas elecciones, por unos votos, es decir, por la voluntad de los ciudadanos", ha aseverado.
El primer edil bilbaíno ha tomado la palabra al finalizar la misa por la festividad de la Virgen de Begoña para pedir ayuda a la Virgen ante el "miedo que tiene una sociedad que se creyó omnipotente, que creyó que todo era posible y que ahora se muestra débil, ansiosa, angustiada porque todavía no se vislumbra salida alguna en el largo túnel de la crisis".
"Seguramente nadie estamos libres del pecado de la soberbia, de vanidad, de orgullo. Por eso mismo, Amatxu, es tan necesaria tu ayuda. Para que afrontemos el futuro con más humildad pero, sobre todo, para que ayudes a esas clases sociales que están al borde del abismo y la desesperación. Hay mucha gente que no tiene qué llevarse a la boca y de momento no hemos sido capaces de parar esta sangría de paro y pobreza", ha manifestado.
Asimismo, ha reclamado a la Virgen "fuerza y sabiduría" para regir al pueblo de Bilbao, salud y energía para sobrellevar esta "embestida y procurar una ciudad mejor, en paz, libertad, en convivencia, respetando la pluralidad".