Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcalde de Sevilla busca un "acuerdo" con la Macarena y el Arzobispado sobre los restos mortales de Queipo de Llano

"De momento no hay ninguna decisión que nos lleve a lo que debería ser un gesto por parte de la Macarena y el Arzobispado", reconoce
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha defendido este martes los "contactos" iniciados por el Ayuntamiento con el Arzobispado y la hermandad de la Macarena, respecto al acuerdo plenario que reclama la salida de los restos mortales del general Queipo de Llano, uno de los principales participantes en el golpe de estado de 1936, de la basílica de la Macarena. En ese sentido, ha asegurado que está intentando alcanzar "un acuerdo" con ambas instituciones, para materializar la petición del pleno.
Así lo ha indicado el alcalde hispalense, después de la concentración promovida por la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas ante el Palacio Arzobispal, precisamente en demanda de que la basílica de la Macarena deje de acoger los restos mortales del militar golpista.
Cabe recordar al respecto que en pocos días, se cumplirá un año del acuerdo plenario aprobado por el Ayuntamiento merced a una moción de IU-CA, condenando el golpe de estado militar del 18 de julio de 1936, repudiando al general Queipo de Llano y rechazando que sus restos sigan enterrados en la basílica de la Macarena, al constituir "una clara ofensa para los familiares de las víctimas del franquismo y para los demócratas".
La moción fue aprobada de forma unánime en todos sus puntos, salvo el relativo a sacar de la basílica de la Macarena los restos de Queipo de Llano, un punto que contó con el voto contrario del PP y la abstención de Ciudadanos.
Pues bien, en el contexto de la citada concentración, y después de que el Gobierno local socialista anunciase recientemente su intención de enviar cartas al Arzobispado y a la hermandad de la Macarena respecto al contenido de las leyes estatal y autonómica de memoria histórica, y las obligaciones que de ellas derivan para las entidades privadas, Juan Espadas ha defendido los pasos seguidos desde entonces por el Ayuntamiento hispalense.
"CONTACTOS" CON LA HERMANDAD Y EL ARZOBISPADO
Según ha dicho en declaraciones a los medios de comunicación, el Ayuntamiento ha tenido ya "contactos" con el Arzobispado y la hermandad de la Macarena, "desde el máximo respeto a las instituciones y a la decisión de cada cual". En ese sentido, y en referencia a las leyes de memoria histórica, Juan Espadas ha manifestado que su cumplimiento es un deber "de todos", señalando no obstante que median "distintas interpretaciones sobre lo que se puede considerar como un lugar de culto público, en lo que evidentemente es una propiedad privada", en referencia a la basílica de la Macarena.
En cualquier caso, ha expuesto que aunque "de momento no hay ninguna decisión que nos lleve a lo que debería ser un gesto por parte de la Macarena y el Arzobispado", el mencionado acuerdo plenario "debería poderse llevar a efecto". "Nosotros vamos a seguir insistiendo y trabajando por la búsqueda de algún tipo de acuerdo, para que así sea", ha enfatizado el alcalde, recordando que Sevilla "requiere algún acto de reparación en línea con la filosofía de las leyes de memoria histórica", pero precisando en paralelo que "también hay otros elementos en juego que hay que sopesar".
"Trabajamos para que haya la posibilidad de algún tipo de acuerdo", ha reiterado, defendiendo el papel y medidas del Ayuntamiento hispalense para "visibilizar de forma muy clara" el cumplimiento de las leyes de memoria histórica en la ciudad, a través de la comisión creada a tal efecto y la "hoja de ruta" ya marcada.