Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandre asegura que no propuso a Trillo no entregar los cuerpos mal identificados

Un general declara que Defensa decidió oficiar el funeral sin saber detalles sobre las identificaciones. Video: ATLAS.telecinco.es
El testimonio del general Luis Alejandre contradice el que realizó el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Félix Sanz Roldán, que aseguró ante el tribunal que éste le había reconocido que durante que había propuesto que los 30 cuerpos mal identificados no se entregaran a las familias hasta su total reconocimiento.  
Esta declaración a su vez fue refutada por el general de Brigada Manuel Ramón Bretón Romero, que era en el momento del siniestro director del Gabinete Técnico del ex ministro Trillo. Ante el tribunal, Bretón aseguró no recordar "absolutamente nada" de esa propuesta.  "No hablamos de identificaciones ni de cadáveres en aquel Consejo de Dirección", ha dicho Alejandre Sintes durante la quinta jornada del juicio, cuando le ha preguntado el fiscal Fernando Burgos, si tuvo conocimiento en aquel momento de que existían problemas en las identificaciones. "No, señor, no lo tuvimos", ha señalado.  
 
 A lejandre ha explicado que el funeral de Estado que se ofició el 28 de mayo se decidió en el Ministerio de Defensa el día anterior, en la reunión del Consejo de Dirección de Defensa presidida por Federico Trillo, sin conocer los detalles sobre la identificación de los cadáveres. "Quien toma la decisión estaba convencido de que todos los cadáveres iban a estar identificados" cuando llegaran a España, ha agregado el máximo responsable del Ejército de Tierra, que ha comentado que la decisión dependía "también de Presidencia del Gobierno y Casa Real".
 
Allí, según Alejandre, Trillo ordenó a Jiménez Ugarte, entonces secretario general de Política de Defensa, que dispusiera todo para el funeral. Ha insistido en que el Ministerio decidió celebrar el funeral de Estado sin saber si todos los cadáveres de los fallecidos estaban identificados. Alejandre ha subrayado que "no sabíamos ni quienes iban en los tres aviones que llegaron de Turquía" con los cadáveres a bordo y "no tuvimos conocimiento de que parte de los fallecidos llegaban sin identificar". Ha reconocido que, casi un año después de la tragedia, "oigo por primera vez que podía haber errores en las identificaciones. Me enteré por la prensa".
 
Por otra parte, ha negado haber comentado con el general Félix Sanz, jefe de Estado Mayor de la Defensa en época de José Bono, que antes del funeral de Estado aconsejara demorar los entierros, tal y como declaró la semana pasada el general Sanz. Durante su declaración, los familiares de los militares fallecidos presentes en la sala le han llamado en varias ocasiones "mentiroso".
 
"Féretros con nombres y rango"
 
Cuatro trabajadores de la empresa funeraria contratada por Defensa para sellar los féretros de los soldados fallecidos en el accidente del Yak-42 en Turquía han asegurado que los militares turcos les entregaban los ataúdes con un papel con el nombre y el rango de la víctima en español. Así lo han explicado durante el juicio estos trabajadores de la funeraria a la que se compraron los féretros para las víctimas y que fue encargada también de enviar a varios profesionales a Turquía para proceder al sellado de las cajas antes de su traslado a España.

Los cuatro funerarios que han testificado  han explicado que cuando llegaron a Turquía fueron trasladados a una "especie de muelle", donde los militares turcos se encargaban de introducir las bolsas con los restos de los fallecidos en su correspondiente ataúd, que posteriormente ellos sellaban o precintaban el féretro. Según han indicado, cuando les entregaban la caja estaba tapada y en ella había pegado con cinta adhesiva un folio blanco con un número, el nombre y apellidos del fallecido y su rango militar escrito en español. No obstante, ninguno de los trabajadores de la funeraria que han declarado tiene constancia de quién era la persona encargada de colocar esa identificación en el ataúd, ni tampoco del momento en el que el papel era pegado en la caja. 

No comparecerá Jiménez Ugarte

El tribunal ha rechazado este martes la petición del fiscal para que declarara como testigo el ex secretario general de Política de Defensa Javier Jiménez Ugarte, número tres del entonces ministro de Defensa, Federico Trillo. Así lo ha anunciado el juez Javier Gómez Bermúdez al término de la quinta jornada de la vista oral. EB / CGS