Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almunia cree que la repetición de elecciones sería un "fracaso de todos" y especialmente de los que ponen obstáculos

Niega que exista preocupación en la Unión Europea por el futuro de España.
El ex vicepresidente de la Comisión Europea y antiguo secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, ha afirmado este miércoles que la posibilidad de una nueva convocatoria de elecciones generales en España sería "un fracaso de todos y en particular de aquellos que hayan puesto obstáculos para llegar a acuerdos".
Sin embargo, cree que "no hay que llevarse las manos a la cabeza" si tras el 5 de marzo "no hay todavía presidente investido porque quedarán dos meses para seguir negociando" antes de una nueva convocatoria electoral. También ha evitado hacer pronósticos. "La semana que viene no tendremos todavía Gobierno", se ha limitado a aventurar.
Tras su intervención en la jornada 'Strategy Spain: 12 estrategias para cambiar un país' que se celebra este miércoles en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Almunia ha apuntado que la posibilidad de unas nuevas elecciones conllevan el "riesgo grave" de que "los ciudadanos den una lección a los políticos y digan, pues votamos lo mismo", por lo que ha reclamado a los partidos españoles que apuren los plazos de negociación y busquen fórmulas de gobierno similares a otros países europeos.
"Somos el único país junto a Malta de los 28 de la Unión Europea que en periodo democrático no ha tenido nunca una coalición en el gobierno nacional", ha subrayado Almunia, que califica la situación política actual en España como "la historia de cada día" en otros países del continente.
MÁS PREOCUPACIÓN POR LOS REFUGIADOS
Según el ex vicepresidente de la Comisión Europea, nuestros vecinos europeos observan las negociaciones en España con "interés" sin "ignorar que los resultados del 20 de diciembre plantean unas negociaciones complicadas porque falta experiencia y por razones puramente políticas", aunque ha negado que exista preocupación en la Unión Europea por el futuro de España.
"La preocupación está en los refugiados y en las tensiones entre países. La preocupación seria y grave en Europa es por como están subiendo esas tensiones alentadas por populismos y voces demagógicas. Ojalá todos los políticos europeos tuvieran el coraje de la canciller Merkel con el tema de los refugiados", ha sentenciado Almunia.