Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso y Maroto (PP) recurren su condena por un perjuicio de 393.000 euros al erario público

Argumentan que el Tribunal de Cuentas no ha "acreditado" su responsabilidad contable
El ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, el vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, y el resto de condenados por causar un perjuicio de 393.000 euros al Ayuntamiento de Vitoria, a través de un contrato firmado con un empresario, han presentado este lunes un recurso de apelación ante el Tribunal de Cuentas del Estado.
El recurso ha sido presentado por Alonso, Maroto y el resto de antiguos miembros del Gobierno municipal de Vitoria que en 2007, con el actual ministro como alcalde y con Maroto como concejal de Hacienda, firmaron un alquiler municipal con el empresario Gonzalo Antón a un precio considerado muy superior al de mercado.
El contrato obligaba al Ayuntamiento de la capital alavesa a pagar 7,6 millones de euros por el alquiler, durante un periodo de veinte años, de un local que Antón había comprado un año antes por 2,7 millones de euros.
El recurso, según ha informado el PP de Álava en un comunicado, se ha presentado al considerar que el Tribunal de Cuentas, que estima que aquel contrato causó un perjuicio de 393.000 euros al Ayuntamiento de Vitoria, no ha "acreditado" la responsabilidad contable de los condenados.
"NO VINCULANTE"
El escrito argumenta que el órgano fiscalizador "toma como referencia un informe de mercado no vinculante". Desde el PP se ha asegurado que "dicho informe no es una tasación oficial, sino meramente orientativo del mercado de alquiler, pues no marca un precio fijo al que alquilar".
Además, según los populares, "en el propio informe los ejemplos para calcular la media del precio del mercado incluyen locales cuyo precio por metro cuadrado era superior al que se acordó pagar por el alquiler de las oficinas".
También aseguran en su defensa que "nunca hubo reparo a lo largo de estos años por parte del interventor ni de la secretaria general del Ayuntamiento de Vitoria".