Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso anuncia el despido de Aldecoa y Pontes por no justificar gastos de 101.000 euros en 2015

Se auditarán cuentas anteriores a 2015 porque el PP vizcaíno tiene 100 euros de saldo y una deuda de 230.000 euros
El presidente del PP vasco y ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha anunciado el despido disciplinario del gestor del partido en Vizcaya, Arturo Aldecoa, y su contable provincial, Gonzalo Pontes, por las "graves irregularidades cometidas" en la caja del partido en Bizkaia, ya que no han justificado gastos de 101.000 euros en 2015. Además, no ha descartado emprender acciones judiciales por supuestos delitos de apropiación indebida, falsedad de documento mercantil y administración desleal.
Alonso ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación, durante una rueda de prensa celebrada en la sede del PP en Vitoria donde ha dado a conocer el resultado de la auditoría realizada por el PP nacional para analizar las "irregularidades" detectadas en la gestión de la caja del partido en Vizcaya.
El presidente de los populares vascos ha informado que este pasado lunes enviaron a Arturo Aldecoa su carta de despido disciplinario como consecuencia de los "graves incumplimiento contractuales" y de las "graves irregularidades" que se han puesto de manifiesto en la auditoría de las Cuentas de 2015. También ha informado de que se va a proceder, "a lo largo de las próximas horas", al despido de Gonzalo Pontes, quien "actuaba conjuntamente con el gerente".
Según ha explicado, el análisis de las Cuentas del año pasado indica que se manejaron en efectivo 127.000 euros de los que solo se han justificado 26.000 euros, por lo que hay 101.000 euros que "no tienen documentación soporte adecuada, no tienen autorización y tampoco recibís, por lo que son gastos sin justificación".
Alonso ha informado de que han encontrado facturas falsas, algo que ha sido confirmado por los proveedores consultados, en ocasiones por empresas que no habían realizado ningún trabajo para el PP de Vizcaya o por firmas que "ni siquiera habían tenido actividad en el año 2015".
También ha explicado que a pesar de que en septiembre de 2015 se revocaron poderes a Pontes para que pudiera firmar cheques, esa revocación no fue llevada al banco y continuó firmando cheques durante los meses siguientes. "Se sacaban al portador con la firma del gerente y del contable, a pesar de que los cambios que hicimos para que se necesitara la firma de un responsable político -- secretario general o presidente del partido en Vizcaya---", ha explicado.
Asimismo, ha informado de que continúan auditando los años previos, un trabajo "exahustivo" en el que se están "volcando" los responsables de la contabilidad regional y desde la dirección nacional del partido en Génova. "Son años que muchas veces han sido mirados también por el tribunal de Cuentas, sin embargo, no habrán podido ver este detalle o no habrán entrado ahí pero nosotros los queremos revisar", ha explicado.
"QUEBRANTO PATRIMONIAL"
En este sentido, ha afirmado que se ha producido un "importante quebranto patrimonial" de la situación y ha informado de que en la actualidad cuenta con un saldo de 100 euros y una deuda de 230.000 euros. "Esta es la situación de quebranto en la que se ha dejado al partido y que va a ser atendida con el auxilio de la dirección nacional", ha informado.
Alonso ha explicado que esta situación de "quebranto económico" es la actual y que tras conocer lo ocurrido en 2015 cree que la situación puede venir "de atrás". "Las bolas se van haciendo. Si se detraen cantidades, llega un momento en el que la situación se vuelve insostenible a quien actúa así", ha indicado.
El dirigente de los 'populares' vascos cree que este "comportamiento" podría ser constitutivo de delitos de apropiación indebida, falsedad de documento mercantil y administración desleal, por lo que se reserva la posibilidad de emprender acciones para exigir responsabilidades penales y el reintegro de las cantidades "sustraídas". "No vamos a mirar a otro lado. No sabemos dónde está el dinero pero queremos que lo devuelva", ha subrayado.
Además, ha informado que tras pedir a Aldecoa que aportara la documentación necesaria para justificar los gastos de caja y conocer el resultado de la auditoría, no han considerado "necesario" darle audiencia sino que han decidido notificarle "de manera fehaciente" el despido disciplinario y "proceder por tanto a liquidar su relación con el PP".
Para Alonso, esta situación responde a un "factor humano", cree que es una "corrupción personal" y ha asegurado que a los implicados "se les van a exigir todas las responsabilidades exigibles".
A pesar de que cree que estos actos pueden ser utilizados "por algunos interesados" en contra del PP, Alonso ha insistido en que van a actuar "con transparencia y contundencia" y ha reconocido que el PP de Bizkaia ha resultado perjudicado, no solo por el quebranto patrimonial que presenta sino también en su "reputación".
"Para restaurar la reputación dañada por el comportamiento de estos señores, es evidente que debemos de actuar con toda transparencia y firmeza", ha indicado.